14 diciembre 2016 Balonmano

Las Guerreras no han tenido un buen Europeo

Se acabó el Europeo de balonmano 2016 para España. Tras la dura y dolorosa derrota ante Francia, la selección española ya sabía que tenía que hacer las maletas hiciera lo que hiciese en los dos últimos partidos y que estos sólo podían servir para despedirse de Suecia con un buen sabor de boca.

Pero tampoco han ayudado, precisamente. En el primero de esos dos encuentros, ante Alemania, España sólo pudo empatar a 20 goles. A pesar de que las Guerreras dominaron el encuentro y gozaron de una ventaja de hasta cinco goles, al final Alemania llegó por delante al partido y nos tuvimos que encomendar a los goles de Nerea Pena y a las paradas de Silvia Navarro para, al menos, salvar un empate.

Contra Holanda, en el último encuentro, España no tuvo tanta suerte en los minutos finales. Después de una buena segunda mitad en la que España recuperó la desventaja de cuatro goles de la primera parte y llegó incluso a mandar en el partido, las Guerreras se hundieron ante un equipo holandés mucho más motivado, que buscaba la victoria para asegurar la primera plaza del grupo y evitar casi con toda seguridad a Noruega en las semifinales.

De este modo, termina la participación de España en este torneo que no será precisamente recordado. En Suecia, el balance de nuestras Guerreras ha sido una victoria, ante Eslovenia en un partido a vida o muerte para estar en el Main Round, y un empate, éste citado ante Alemania, en seis partidos. Sin duda, muy por debajo de lo esperado.

Con el puesto 11 del ranking final en este Europeo, toca ya pensar en el siguiente gran evento: el Mundial de 2017 que se celebrará en Alemania en diciembre. Como no se ha conseguido billete directo, España tendrá que jugar una eliminatoria ante un rival todavía por conocer para poder estar en la siguiente gran cita.

Vía | EHF Euro

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *