15 abril 2012 Fútbol

Este fin de semana Wembley acogía la disputa de las semifinales de la FA Cup que ya conoce el nombre de los dos equipos que pelearán por el título. Estos serán el Chelsea y el Liverpool que se deshicieron en sendos derbys de sus vecinos del Tottenham y el Everton, respectivamente.

La actividad en el estadio de Wembley comenzó el sábado con la disputa del derby de Merseyside que esta vez se alejó de la ciudad de Liverpool. El partido se saldó con 2-1 a favor de los reds que tuvieron que remontar para ganarse el derecho a pelear por su segundo título de la temporada ya que hay que recordar que en febrero se hicieron con la victoria en la Carling Cup.


El Liverpool se presentó al partido con una ausencia importante como la de Pepe Reina pero pudo adelantarse muy pronto de no ser por la falta de fortuna Jay Spearing. Sin embargo, el Everton contó con mejores ocasiones durante la primera mitad y aunque el meta Jones atajó la primera intentona de Jelavic, no pudo hacer nada en la segunda cuando el croata le batía por bajo tras aprovechar la falta de contundencia de la defensa del Liverpool.

En la segunda parte el Liverpool no tuvo más remedio que irse a por el empate y lo consiguió en el minuto 62 cuando Luís Suárez aprovechaba una falta de entendimiento entre la defensa del Everton y su portero. Dalglish parecía que no quería la prórroga y metió en el campo más pólvora dando entrada a Maxi Rodríguez y Craig Bellamy, una táctica que le dió resultado porque a falta de tres minutso para el final Andy Carroll remataba a la red una falta sacada por Gerrard y justificaba un poco la millonaria cifra que el Liverpool pagó por él cuando se marchó Fernando Torres y que de momento no está justificando.

El rival del Liverpool en la final será el Chelsea que se deshizo por 5-1 del Tottenham en un partido en el que los blues estuvieron dirigidos por la sabia batuta del español Juan Mata. El jugador español fue el encargado de mover a su equipo y mientras que Drogbá dejaba a Torres en el banquillo y ejercía de killer. El marfileño fue el autor del primer tanto del partido cuando justo antes del descanso se revolvía cerca de la frontal y conectaba un gran disparo que adelantaba a su equipo.

En la reanudación, el Chelsea aumentó distancias y lo hizo con polémica porque el árbitro dio como gol un disparo de Mata que no pareció haber entrado. Aunque Bale redujo distancias, Mata siguió sirviendo de balones a sus compañeros y dos asistencias suyas acabaron en tantos de Ramires y Malouda. Antes, Lampard hizo el cuarto con el que sentenciaba el partido con un disparo de falta.

Vía | FA Cup

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *