29 septiembre 2008 Fórmula 1

Fernando Alonso

Tras más de un año de sequía y una temporada para olvidar, Fernando Alonso pudo ayer saborear de nuevo la victoria en un GP tras ganar en Singapur la primera carrera nocturna de la historia de la F1. Alonso, que salía desde el puesto decimoquinto, se vio ayer favorecido por la salida del coche de seguridad tras el accidente de su compañero Piquet. Este hecho, unido al buen ritmo de carrera que el Renault había demostrado durante las primeras jornadas de entrenamientos, permitió que el himno español volviera a sonar en un circuito de F1 muchos meses después.

La salida del GP fue bastante limpia y Alonso, sin nada que perder, se la jugó para adelantar a tres monoplazas. Sin embargo, el español quedó a la cola de un grupo en el que Nakajima rodaba mucho más lento que la cabeza y que cada vez se alejaba más de las posiciones de puntos. Todo cambió gracias al accidente de Piquet, que obligó a salir al coche de seguridad. Ese coche que otras veces le había perjudicado, en el día de ayer catapultó a Alonso hacia la victoria. Alonso era el único piloto que había repostado mientras que los demás tenían que esperar a que el pit lane estuviera abierto para hacerlo.


El piloto de Renault se colocó quinto pero Rosberg y Kubica, que estaban por delante de él, tuvieron que entrar a repostar antes de quedarse sin combustible a pesar de estar el pit lane cerrado. Esto les condenó a ser sancionados con sendos stop and go y permitió al asturiano seguir ganando posiciones. Mediada la carrera, Alonso era primero y con una buena ventaja sobre Rosberg y Hamilton, que venían por detrás. Sin embargo, aún hubo que sufrir un poco más. Un nuevo accidente, esta vez de Sutil, provocó de nuevo la salida del safety car y el reagrupamiento de los monoplazas.

Sin embargo, Alonso aguantó bien las 9 vueltas que quedaban y, tras distanciar a sus rivales, consiguió la que era su vigésima victoria en el Mundial de F1. Rosberg entró segundo y Hamilton tercero, poniéndosele al inglés muy de cara el Mundial después de que ninguno de los Ferrari puntuara.

Vía | Highmotor

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *