25 enero 2010 Fútbol

Filipe_Mundial

La noticia triste del fin de semana fue la importantísima lesión de Filipe Luis, que sufrió una fractura de peroné con luxación de tobillo en un choque fortuíto con Gorka Iraizoz, meta del Athletic de Bilbao. Tras 24 horas de conmoción, las reacciones han sido numerosas, desde las muestras de apoyo de varios ex-compañeros como Capdevila, De la Red o Arbeloa, hasta las del propio Iraizoz, Iker Casillas o el propio Real Madrid, que le mandó ánimos en un comunicado, un bonito gesto que ennoblece a la Casa Blanca.

Ayer compareció en rueda de prensa el doctor Arriaza, encargado de operar el maltrecho tobillo del brasileño y las noticias fueron las esperadas. El periodo estimado de baja estará entre los 4 y 6 meses, por lo que, salvo milagro, se perderá el Mundial de Sudáfrica, una desgraciada noticia para un jugador que llevaba dos años luchando por cumplir este objetivo.


Según informó Arriaza, sólo se puede pensar en la próxima temporada y trabajar para que Filipe pueda empezar la pretemporada con el resto de sus compañeros:

Va a estar inmovilizado durante 3 o 4 semanas. No podrá apoyar en los primeros dos meses, después empezará a apoyar y después retiraremos esos dos tornillos para permitir que el tobillo recupere toda su movilidad. Por plazo, esto significa que hay que pensar en la temporada que viene, no podemos pretender otra cosa.

También se cuestionó al doctor por la posibilidad de que Filipe pueda no volver a ser el mismo, a lo que contestó con prudencia, pero restándole dramatismo:

Siempre que tienes una lesión grave esto puede ocurrir. Una lesión traumática de este calibre es algo que siempre puede dejar una secuela o puede dejar una limitación o incluso hay jugadores a los que puede retirar del fútbol, pero afortunadamente hay muchísimos más a los que no les ha pasado esto (risas). Hay que ser optimista en esta situación.

Además, el doctor destacó que Filipe ha demostrado ser un atleta y el hecho de que, sorprendentemente para ser un deportista que hace tantos kilómetros, la articulación de su tobillo demostró estar perfecta, lejos de los habituales picos que suele tener una articulación tan castigada en este deporte, lo que es un factor más para ser optimistas.

Por tanto, esperemos que, con el tiempo, Filipe pueda recuperar su mejor nivel. Con apenas 24 años, le sobran el tiempo, el talento y las fuerzas para conseguirlo así que, con un poco de suerte, la próxima temporada el Deportivo volverá a disfrutar del mejor lateral izquierdo de la liga en sus filas.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *