13 mayo 2015 Baloncesto

Vassilis Spanoulis
Como todos sabéis este fin de semana se disputa la Final Four de la Euroliga en el Barclaycard Center de la Comunidad de Madrid. En otro artículo os contamos la agenda de horarios y retransmisiones del evento y ahora vamos a echar un vistazo a Real Madrid, Fenerbahçe, CSKA de Moscú y Olympiacos, los cuatro equipos que pelearán por el título.

¿Se puede hablar de favoritos en una Final Four? Poderse se puede pero conviene hacerlo con mucha prudencia porque, por ejemplo, el año pasado el Real Madrid era favorito y el trofeo lo levantó el Maccabi o hace dos el CSKA de Moscú ya cogía con una mano el trofeo cuando Olympiacos reaccionó de forma casi milagrosa y acabó ganando en un final épico.

Aún así, muchos han otorgado al Real Madrid la condición de favorito al título por motivos como que es su tercera final consecutiva o que juega en casa donde solo ha perdido uno de los últimos 28 partidos de esta competición aunque ese teórico factor cancha (solo habrá 6000 aficionados madridistas) puede meter más presión a unos jugadores que puede que tengan en sus cabezas el fantasma de las dos últimas finales perdidas.

Esta temporada el Real Madrid se ha plantado en la final con un balance de 22 victorias y 6 derrotas. Laso contará con todos sus efectivos incluyendo a Carroll y Rudy Fernández que habían sufrido esguinces en las últimas fechas. Veremos si los exteriores blancos están acertados y hay una buena aportación del juego interior donde extraña la poca aportación de Bourousis que debería aportar galones en su cuarta presencia en una Final Four. La presencia de jugadores experimentados y de raza como Noccioni o Ayón que no estaban el año pasado puede ser un plus para un Real Madrid que busca su noveno cetro en esta competición.

El último llegó en 1995 con Obradovic en el banquillo, precisamente, el técnico que ahora entrena a Fenerbahçe, rival de los blancos en semifinales. El serbio también busca su noveno título con un equipo sin experiencia en estas lides pero muy interesante que puede poner en serios aprietos a los de Laso. En sus filas destacan jugadores de perímetro como Andrew Goudelock, máximo anotador del equipo con más de 16 puntos por partido, Bogdan Bogdanovic o Emir Preldzic así como que interiores que pueden hacer mucho daño a los blancos como Nemanja Bjelica y Jan Vesely. Su balance en la temporada ha sido de 22 victorias y 5 derrotas.

En el otro lado del cuadro encontramos a otro de los grandes favoritos como es CSKA de Moscú, un equipo que solo ha perdido tres partidos antes de llegar a Madrid. Los rusos han estado en 12 de las 13 últimas Final Four pero les ha faltado rematar porque solo han levantado dos títulos. ¿La solución para enmendar esos números? La habitual en este equipo, es decir, sacar el talonario a pasear para juntar en tu equipo a jugadores tan talentosos como Milos Teodosic, Nando de Colo, Sonny Weems o Andrei Kirilenko complementados con otras estrellas como Aaron Jackson, Kyle Hines, Sasha Kaun o Viktor Khryapa. Con ese potencial los rusos son capaces de destrozar a cualquiera…pero ya saben lo que es perder con Olympiacos a pesar de ser favoritos.

Ocurrió en la final de hace dos temporadas cuando se dejaron remontar una diferencia de casi 20 puntos. Mucho ha cambiado el equipo griego desde entonces pero siguen dos jugadores que fueron clave como Georgios Printezis y, por supuesto, Vassilis Spanoulis que sigue siendo el líder del equipo. A ellos se han unido jugadores como Matt Lojeski, Bryant Dunston y Othello Hunter para conformar otro equipo en el que falta talento en algunas posiciones pero que no da nada por perdido y es capaz de dar guerra a cualquiera. En las últimas tres temporadas los griegos levantaron dos títulos y no eran favoritos en ninguna de ellas…¿serán capaces de otra heroicidad?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *