22 mayo 2010 Ciclismo

David Arroyo celebra con champan el haber logrado vestir la maglia rosa del Giro de Italia

El nuevo líder del Giro de Italia 2010 habla español. David Arroyo (Caisse d’Epargne) ha conseguido vestirse hoy de rosa en la meta de Asolo tras la segunda etapa de alta montaña de este Giro. Sin embargo, la etapa de hoy también tiene una lectura negativa para el corredor talaverano, que no pudo estar con los mejores en la subida a Monte Grappa, algo que sí consiguió el día del Monte Terminillo. Tampoco estuvieron con los mejores ni Carlos Sastre ni Xavier Tondo.

El otro triunfador de la etapa ha sido Liquigas. La escuadra italiana controló la etapa a su gusto y se llevó el triunfo final y la segunda posición, con Vincenzo Nibali e Ivan Basso en ese orden, demostrando mucha fortaleza los dos. En las primeras etapas de Monte Grappa, fue el polaco Sylvester Szmyd (Liquigas) quien se colocó en la primera posición del pelotón e hizo la gran selección, cayendo el líder a las primeras de cambio. Hubo un ataque sin consecuencias de Wiggins, porque la verdad llegaría en las últimas rampas.


Monte Grappa es un puerto bastante largo, y con muchos kilómetros de descenso y llano hasta meta, así que lo ideal era atacar tarde. Nibali tomó el mando en las últimas rampas e hizo la selección final, descolgando a Sastre, Tondo, Arroyo, Cunego y Vinokourov, y quedándose en cabeza con Michele Scarponi (Aqua & Saponi), Cadel Evans (BMC) y su compañero Ivan Basso (Liquigas). Pero el terreno de Nibali no llegaba hasta coronar, y es que el italiano es un experto bajador, por eso se escapó en el descenso en solitario.

Nibali ponía tierra de por medio y cubría muchos kilómetros en solitario para ganar la etapa, Evans y Scarponi se afanaban en su caza y Basso se dejaba llevar, ganándoles al sprint a éstos y cruzando la línea de meta por detrás de su compañero de equipo. Vinokourov, que también bajó a tumba abierta, cruzaba la meta a un minuto y medio mientras que el grupo con los 3 españoles llegaba a más de 2 minutos. Porte llegaba a más de 4 minutos por lo que Arroyo conseguía el sueño de colocarse primero en la clasificación general.

Arroyo lucirá la maglia rosa en una de las etapas más esperadas de este Giro de Italia, la decimoquinta. Una larga jornada de 222 kilómetros con 3 puertos (2 de primera y 1 de segunda) en el tramo final antes de afrontar la subida al Monte Zocolan, un muro con rampas incluso del 22% que romperá por si mismo a la gente que no tenga buenas piernas, gente que podría perder una minutada. Por si acaso, Arroyo aún conserva más de 6 minutos de ventaja sobres los hombres fuertes del pelotón.

Vía | La Gazzetta

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *