29 mayo 2010 Ciclismo

El suizo Johan Tschopps ha logrado en el Giro de Italia su triunfo más importante hasta la fecha

La etapa de hoy tenía muchos alicientes, una gran jornada de montañas en la que no había descanso alguno y muchos hombres y equipos con la misión de dar guerra a los Liquigas. Pero los adversidades han superado a los alicientes, empezando por unas terribles condiciones climatológicas con mucho viento, mucho frío y lluvia, y todo eso a más de 2 mil metros de altitud, y siguiendo por la paliza que llevan encima los corredores tras 3 semanas muy duras de competición.

Por eso, con Liquigas tirando a bloque, ha habido mucho miedo y sobre todo pocas fuerzas para intentar la machada. Eso sí, Carlos Sastre (Cervelo) y Alexandre Vinokourov (Astana) probaron desde muy lejos, formando una numerosa fuga en la que se encontraban Gilberto Simoni (Lampre), Damiano Cunego (Lampre), Johan Tschopp (Bbox), o Marco Pinotti (Columbia). Este grupo sin embargo, se fragmentaría en las rampas de la gran subida de hoy: la Gavia.


Al kazajo Vinokourov no se le puede negar su combatividad, pero fueron el suizo Tschopps y el italiano Simoni, en sus últimas pedaladas en un Giro, los que dejaron atrás a sus compañeros de fuga y coronaron juntos, pero en el descenso Tschopps dejó atrás a su rival para marcharse en solitario hasta la línea de meta y lograr a sus 27 años el triunfo más importante de su carrera deportiva. Eso sí, a punto estuvieron de darle caza los favoritos cuando empezaron a moverse.

Lo que pasa es que lo intentaron muy tarde, cuando solo faltaban 3 kilómetros para llegar a la línea de meta. Fue Cadel Evans (BMC) quien inició las hostilidades en la subida a Passa del Tonale, con tanta fuerza que dio la sensación de que si lo hubiera intentado antes no sólo hubiera ganado la etapa sino que podría haber animado mucho más el cotarro. David Arroyo (Caisse d’Epargne) había aguantado sin problema entre los mejores, y apenas cedió 25 segundos tras Evans y 16 tras Basso y Scarponi, por lo que sus aspiraciones de pisar el podio han crecido considerablemente.

Sobre 15 kilómetros contrarreloj, mañana se decide el Giro de Italia 2010. En la ciudad de Verona, Ivan Basso logrará su segundo Giro con casi total seguridad y David Arroyo confirmará su segunda posición defendiendo sobre sus rivales rentas cercanas a los 2 minutos, algo que, viendo como están las fuerzas y la longitud de la crono, parece más que factible. Bonita lucha habrá por la tercera plaza entre Nibali y Scarponi, con un segundo de diferencia entre ambos, mientras que veremos si Evans es capaz de dar el último zarpazo.

Vía | La Gazzetta

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *