14 noviembre 2010 Fórmula 1

Red Bull en una bonita imagen del magnifico circuito de Abu Dhabi

Ya han pasado algunas horas desde que acabó el GP de Abu Dhabi, pero todavía seguimos bastante incrédulos sobre lo que ha pasado. Un cúmulo de infortunios se ha cebado con Fernando Alonso y se ha aliado con Sebastian Vettel que ha acabado llevándose el título mundial.

En sus declaraciones posteriores a la prensa pudimos ver a un Alonso triste y contrariado, el asturiano comentó que todo le había salido al revés y que copiar la estrategia de Webber ha sido una mala idea pero que era algo que no podían saber de antemano:

No sé que cambiaría de esta carrera, podíamos haber acabado mejor si hubiéramos hecho lo mismo que Button en cuanto a la estrategia, pero la estrategia siempre es mejor a posteriori

Después intentamos cubrir a Webber, pero nos encontramos con tráfico y los Renault hoy eran imposibles de adelantar

Rosberg y Petrov ya habían parado y hoy iban muy rápido. Además, Petrov tenía una velocidad punta muy grande y corrió como si se jugara la vida

La lucha de Alonso y Petrov nos volvió a demostrar lo difícil que es adelantar en la Fórmula 1. No pudo ser y Renault se convirtió en el perfecto aliado de Vettel. Por un lado, porque el motor Renault de su Red Bull no falló esta vez y le llevó directo hasta el triunfo. Por otro lado, porque no sólo Petrov taponó a Alonso sino que Kubica hizo lo propio con Hamilton impidiendo al inglés luchar por la victoria.

Todo lo que le fue mal a Alonso fue en beneficio de Vettel, que se quedó sin palabras a la finalización del Gran Premio:

Me he quedado sin habla, no sé qué se supone que tengo que decir en este momento porque esto es increíble, pero lo único que puedo decir es que cuando me fui a dormir estuve pensando sobre la carrera y sobre qué podía ocurrir y tuve algunas buenas imaginaciones y sensaciones

El alemán ha luchado por el título con su talento y, por qué no decirlo, con la ayuda de sus jefes que le antepusieron a Webber en la lucha por el campeonato. Red Bull se jugaba mucho también en Abu Dhabi pero todo le ha salido perfecto: no han tenido que dar órdenes de equipo y ha ganado su ojito derecho.

Aunque ahora estemos un poco contrariados, Alonso promete volver con fuerza el próximo año. El asturiano comentó que con el tercer mejor coche de la parrilla ha luchado por el título, así que si el Ferrari se acerca al Red Bull, llegarán más títulos.

Esa tarea es papel de los ingenieros que decidirán medio campeonato este invierno con el diseño de los nuevos monoplazas. En Red Bull, Adrian Newey es el genio a batir. Si en Ferrari consiguen acercarse a su diseño, Alonso hará el resto y volveremos a verlo como campeón del mundo.

Además, este año esa batalla comienza muy pronto, porque Abu Dhabi acoge esta misma semana test con los nuevos neumáticos Pirelli, otro factor clave para la lucha por el título el próximo año.

Vía | Recta de Meta

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *