12 diciembre 2015 Baloncesto

John Williams ha fallecido a los 53 años

Para la NBA, el año 2015 ha sido especialmente trágico por el alto número de ex jugadores que han fallecido de forma relativamente prematura. Y, desgraciadamente, a esa lista hay que añadir un nombre más, el de John Williams. Apenas pocos días después de conocerse que llevaba alrededor de seis meses luchando contra el cáncer, saltó la noticia de que finalmente fallecía a los 53 años de edad.

Conocido como Hot Rod, Williams llegó a la NBA en 1985 para jugar en los mejores Cleveland Cavaliers de la historia, antes de la llegada de LeBron James, lógicamente. Con 2’11 de altura, se desempeñaba indistintamente como ala pívot y pívot y fue uno de esos sextos hombres que, en realidad, son parte importante del equipo y terminaban jugando más minutos que algunos titulares, pues sus mejores temporadas las firmó saliendo desde el banquillo.

Pese a tener una carrera en la NBA más que digna y probablemente no agraciada con un anillo porque aquellos Cavs se cruzaron con los Bulls, a Williams se le recuerda menos por sus números y más por llegar a ser el jugador mejor pagado de la historia de la NBA. Fue en 1990, un momento en el que en liga estaban Olajuwon, Ewing, Jordan, Bird, Thomas, Barkley, Magic … Palabras mayores.

Williams tuvo la suerte de ser agente libre restringido ese verano y de encontrarse con unos Miami Heat en sus primeros años, con un enorme margen salarial y dispuestos a todo por conseguir estrellas. Los de Florida le ofrecieron 26’5 millones de dólares a cambio de siete años de sus servicios, y entre lo que ganaba y las bonificaciones el sueldo de Williams se iba a disparar hasta los 5 millones de dólares.

Ningún jugador hasta entonces en la NBA había alcanzado esa cifra. Williams, además, se convertía en uno de los deportistas mejor pagados de todos los Estados Unidos. Los Cavs decidieron igualar esa oferta e hipotecaron su futuro, una oferta que en cierto modo cambió la NBA porque las grandes estrellas de entonces vieron que ellos también podrían conseguir más. Fue, como aquel que dice, el inicio de una nueva era que ya todos conocemos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *