5 marzo 2008 Fútbol, Noticias, Opinión

raul.jpg

Suerte dispar ayer para los equipos españoles que se disputaban el pase a cuartos de la Champions. Por un lado, el Barsa consiguió pasar a la siguiente ronda de esta competición tras imponerse 1-0 al Celtic en el Camp Nou (en la ida también ganaron 2-3). La mala noticia para los catalanes fue la lesión de su estrella Leo Messi.

Por su parte, el Sevilla pese a vencer 3-2 al Fenerbache no pudo pasar la eliminatoria ya que fue eliminado en la tanda de penalties. Se nos queda una sensación muy extraña, ya que parece que el Sevilla es muy superior a los turcos y en ningún caso debió dejarse ganar como lo ha hecho. Se acabó la aventura europea para los sevillistas que no podrán revalidar entorchado continental este año.

Hoy es el turno del Real Madrid. Se enfrenta a las 20:45 a la Roma en el Estadio Santiago Bernabeú. Los blancos deberán remontar el resultado adverso cosechado en la ida (2-1). Rudd Van Nilsterooy es baja para los merengues. Pero Pepe y Robinho casi con toda seguridad volverán al once de Schuster. Si desplega el juego que hizo en el olímpico de Roma el equipo no tendrá excesivos problemas en pasar la eliminatoria. Especial cuidado deberán tener los madridistas con Totti y las contras de los romanos, que a buen seguro saldrán a defender el resultado de la ida y a aprovechar las contras.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *