21 agosto 2016 Ciclismo

Carlos Coloma cerró el medallero español con un bronce

El ciclismo español no se va a venir sin medalla de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Dicha medalla se ganó no sobre el asfalto de las carreteras de la ciudad brasileña, ni tampoco sobre la pista del Velódromo da Barra, sino sobre la arena y el barro del Parque Olímpico de Deodoro, donde ha brillado con color de bronce Carlos Coloma Nicolás.

El mountain bike ha sido una disciplina en la que la parroquia española siempre ha cosechado buenos resultados, especialmente gracias a José Antonio Hermida, que tocó techo en Atenas 2004 alcanzando la medalla de plata. Ahora volvemos a ver a un español en el podio, Carlos Coloma Nicolás, otro veterano de 35 años que ha sido tercero en la prueba olímpica.

Este biker riojano llegaba a los que eran sus terceros Juegos con la esperanza de mejorar su papel en Londres (un sexto puesto), pero consciente de que no iba a ser difícil. De camino a estos Juegos de Río 2016, había sufrido una lesión en el hombro que casi trunca su carrera y que le ha dejado secuelas, pero que al final no le impidió competir e incluso realizar un 2016 muy bueno.

De ahí que hubiera esperanzas, siempre cuando fallara uno de los mejores. El podio parecía cosa del francés Julian Absalon y de los que dominaron la disciplina en Londres 2012: el suizo Schurter y el checo Kulhavy. Falló el francés, el número uno del ranking, y el podio se abrió para un outsider, con Schurter escapándose hacia el oro y Kulhavy asegurando la plata, papeles invertidos de lo que hicieron cuatro años atrás.

Ahí tuvo Coloma su oportunidad y la agarró. Con su bigote mexicano, santo y seña de los bikers españoles en las grandes competiciones, el riojano luchó en cada curva, en cada pendiente y en cada bajada por descolgar al francés Marotte, que fue durante un buen tiempo su sombra, hasta que en la parte final de la última de las siete vueltas lo consiguió, conquistando su bronce olímpico.

Con ésta y con la medalla de bronce conseguida por el equipo de baloncesto, España cierra los Juegos de Río 2016 con 17 medallas. El mismo balance que Londres 2012 pero con nada menos que siete oros, lo que supone la segunda mejor cifra tras Barcelona 1992. Sin duda, han sido unos buenos Juegos Olímpicos para el deporte español, dentro de las previsiones en número que se tenían.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *