6 septiembre 2012 Juegos Olímpicos

Alex Zanardi celebró de forma efusiva su victoria en Londres

Los aficionados al mundo del motor seguro que recordáis a Alex Zanardi. Piloto de Fórmula en la década de los 90, Zanardi sufrió un accidente que estremeció al mundo entero en el año 2001, cuando se salió de una curva y al volver a pista, con el coche fuera de control, entró cruzado y fue embestido lateralmente por otro vehículo que no pudo evitarlo, a más de 300 kilómetros por hora.

Lo increíble fue que Zanardi, después de esa terrible colisión que destrozo por la mitad el coche, pudo salvar la vida, aunque tuviera que pagar con sus dos piernas. Zanardi tuvo que ser amputado de la dos piernas, pero su espíritu deportivo y competitivo no. Con unas prótesis llegó a competir en el World Touring Car Championship y una vez se retiró decidió buscar una nueva aventura, los Juegos Paralímpicos.

El piloto italiano, a sus 46 años, se puso como reto estar en Londres 2012 y competir en alguna disciplina en silla de ruedas. Así, eligió la prueba de Handibke, esas bicicletas cuyos pedales se accionan con las manos y se preparó junto a Vittorio Podestá para competir en esta prueba, con el objetivo de disputar esta prueba en Londres, prueba que se llevaría a cabo curiosamente en los alrededores de un circuito de velocidad, el de Brands Hatch.

Después de ganar en 2011 el maratón de New York en su versión Handbike, Zanardi llegaba como favorito y no falló a los que apostaron por él. El italiano, con un tiempo de 24:52.220, completó el circuito de 16 kilómetros más rápido que el resto de sus rivales y ganó la medalla de oro, escoltado en el podio final por el alemán Norbert Mosandl y por el estadounidense Oscar Sanchez, haciendo bueno el refrán de quien la sigue, la consigue.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *