14 junio 2008 Eurocopa, Fútbol, Noticias, Opinión

buffon.jpg
Lo de la selección italiana daría para escribir varios libros, su forma de ganar, las ayudas arbitrales, su suerte… De todo habría para hacer un best seller. Y quizás en esta Eurocopa añadan un capítulo más.

Quien no recuerda el Mundial de 1982 en España cuando se clasificaron para la siguiente fase empatanto los tres partidos que jugó y después se proclamó campeón de mundo ante Alemania o también como se clasificó en el Mundial de 1994 en Estados Unidos para octavos de final, en el tercer puesto de su grupo empatado a cuatro puntos con los otros tres integrantes del mismo, para llegar después hasta la final que perdió a penaltis con Brasil.

En el partido de ayer ante Rumanía estaban practicamente eliminados gracias al gol de Mutu, sin embargo en la jugada siguiente córner y gol del empate por obra de Panucci. Más tarde, minuto 80, penalti de Panucci a Niculae. Otra vez Italia al borde de la eliminación, entonces surgió Buffon para evitar la tragedia parándole el penalti a Mutu. Nuevamente Italia seguía viva. ¿Será sólo suerte?

No nos engañemos otra selección cualquiera ante estas situaciones estaría ya en casa, Italia no. Ahora se la jugarán en el partido definitivo ante Francia, aún así ninguno de los dos dependen de si mismos, campeón y subcampeón del mundo (que paradoja) tienen un sólo punto, mientras que los rumanos suman dos y se enfrentan a Holanda que ya está clasificada como primera de grupo con seis puntos. Una victoria rumana dejaría a Italia y Francia fuera de la Eurocopa. ¿Gastará otra de sus vidas Italia y continuará en la Eurocopa?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *