27 marzo 2017 Otros

Las lesiones más frecuentes en los corredores
En la actualidad, la preocupación por cambiar nuestros hábitos diarios y comenzar a llevar un estilo de vida sana ha crecido. Es por eso que cada vez más la población se anima con la práctica del ejercicio físico, y una de las actividades con más popularidad es salir a correr, o lo que muchos llaman ‘running’.

Pero, aunque parezca relativamente sencillo, calzarse unas zapatillas y comenzar a correr puede ser ciertamente peligroso si no se toman precauciones (como un buen calentamiento, por ejemplo), puesto que aumenta el riesgo de padecer una lesión. A continuación, les voy a explicar cuáles son las dolencias más comunes entre los corredores:

Periostitis tibial

Su principal causa es el impacto que provoca el correr y trotar sobre las piernas, debido en parte a una mala postura o una técnica de carrera inadecuada. Se manifiesta en forma de intenso dolor sobre las espinillas y la cara interna de la tibia.

Rodilla del corredor

Se debe, entre muchas otras cosas, a un sobreesfuerzo, a una rodilla desalineada e incluso al padecimiento del síndrome de pies planos. Es una de las lesiones más comunes, en las que la presencia de un fuerte dolor en el centro de la rodilla o en la zona externa de la misma, es su seña de identidad. Dicho dolor también puede extenderse hacia el muslo o la espinilla.

Fascitis plantar

Este tipo de lesión se caracteriza por una fuerte inflamación de la plante del pie, en su zona próxima al talón. Es muy molesta y puede venir propiciada por el uso de unas zapatillas inadecuadas para nuestra forma de correr.

Esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones que mayor presencia tiene ya no solo en corredores, sino en cualquier persona que practique otro tipo de deporte.

Es muy fácil de identificar, puesto que tras producirse surge un fuerte dolor en el área afectada, la cual se hincha rápidamente y puede dar lugar a un hematoma. Practicar ejercicio en superficies irregulares o terrenos resbaladizos puede desembocar en este tipo de lesión.

Como hemos dicho al principio, estas son solo las más usuales. A ellas podemos sumarles otras como la Tendiditis rotuliana, roturas fibrilares, etc.

Foto| Runners

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *