7 agosto 2014 Fútbol

La afición del Murcia no pudo impedir el descenso del equipo

En la temporada 2012-2013, el Real Murcia terminó en decimonovena posición, cuarto por la cola. Sin embargo, el equipo no perdió la categoría ya que el Guadalajara fue descendido administrativamente a la Segunda División B. Así, el Real Murcia disputaba la temporada 2013-2014 otra vez en Segunda División, quedando cuarto por arriba y ganándose el derecho a pelear por subir a Primera División.

Y sin embargo, la temporada 2014-2015 el equipo pimentonero no seguirá en la Liga Adelante. En el día de hoy la Comisión Delegada de la Liga de Fútbol Profesional ha ratificado la decisión que tomó el día 31 de julio de descender al Real Murcia. En el comunicado oficial hablan de “no cumplimiento de los ratios económico financieros” como la razón para descender al primer equipo de la región murciana.

Según establece la LFP, un club no debe tener una deuda 4’5 veces superior a sus ingresos, y el Real Murcia supera ese ratio en mucho. Por eso, han tomado la decisión de descender a un equipo que sufre su segundo descenso administrativo, pese a los esfuerzos realizados en estos últimos días por superar esta situación, pese a la lucha de jugadores y aficionados que llegaron a manifestarse incluso a las puertas de la sede de la LFP.

Y mientras en Murcia cargan contra Tebas y cargan contra Samper, que es el verdadero foco del problema, hay ciudades donde hoy respiran aliviados. Una de ellas es Santander, pues el Racing ha salvado una batalla, que no ganado la guerra, y va a poder ser inscrito en Segunda División tras ganarse el ascenso en los terrenos de juego. Así lo confirmó la Comisión Delegada de la LFP tras el recibir el OK de la Comisión de Control Económico.

La otra ciudad es Miranda de Ebro. Su equipo, el Mirandés, es la otra cara de la moneda del descenso administrativo del Real Murcia. Cuartos por la cola la temporada pasada, al Mirandés le corresponde la plaza vacante en Segunda División, con el Real Madrid Castilla en la recámara por si el equipo burgalés tiene algún problema de última hora para inscribirse en la categoría de plata del fútbol español.

Desde aquí, trasladamos todos nuestros ánimos a los aficionados del Real Murcia, que son siempre los que sufren este tipo de decisiones. Aficionados que ven como su club está en una situación financiera complicada y que cada año empeora, que se le castiga con una multa, con el descenso del fútbol profesional, que supone una importante pérdida de ingresos, y con jugar en un grupo de Segunda B que le obligará a hacer largos viajes cada 15 días.

Foto | Web oficial Real Murcia

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 agosto 2014
  2. La liga de Segunda División se retrasará hasta que no se resuelva el caso Real Murcia 15 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *