4 enero 2012 Baloncesto

La Liga Endesa-ACB tenía este miércoles uno de los sus platos fuertes con la disputa del clásico entre Real Madrid y Barcelona Regal en el que el liderato se ponía en juego. Finalmente, se produjo el resultado menos habitual en los últimos años ya que el Real Madrid se llevó el triunfo por 78-74 en un partido que tenía bastante a favor en el descanso pero que acabó decidiéndose en los instantes finales en los que Martynas Pocius resultó decisivo.

Las bajas con las que llegaban ambos equipos al partido acaparon parte de la atención en la previa del clásico. Cierto es que el Real Madrid no contaba con Velickovic pero es que al Barça le faltaba Juan Carlos Navarro y tenía tocado a Lorbek, algo que pudo pesar en la recta final del choque por que quizás, aunque nunca lo sabremos, las cosas podían haber sido distintas con un jugador como Navarro en el campo.

En el comienzo del partido vimos a dos equipos bastante tensionados. N’Dong comenzó haciendo daño en la pintura al Real Madrid pero Ante Tomic le respondía en el aro contrario con un par de mates consecutivos. Durante buena parte de la primera mitad, ambos equipos nos dejaron pésimos porcentajes en el tiro de tres con hasta 11 fallos entre ambos por ningún acierto. Sin embargo, con el paso de los minutos los jugadores se fueron soltando, el ritmo de juego se elevó y también el acierto.

Marcelinho y Eidson anotaron dos triples consecutivos para el Barça que empataban el partido a 24-24 pero Carroll salió desde el banquillo para demostrar una vez más que es un anotador convulsivo y anotar 11 puntos en el segundo cuarto. Sus puntos y un triple de Pocius en los últimos segundos mandaron el partido al descanso con un marcador de 48-36 a favor del Madrid.

En la reanudación, el Barça necesitaba que alguien ayudara a N’dong que estaba muy bien en ambos aros (12 puntos y 12 rebotes) y la llamada de ayuda fue recogida por Pete Mickeal (14 puntos) que se echó el equipo a la espalda. El americano acercó a su equipo y además el Madrid empezó a mostrarse más impreciso, perdió muchos balones al doblarlos en penetraciones y se vio con el partido empatado a 68 cuando quedaban 4 minutos para el final.

En esa recta final, Martynas Pocius se convirtió en gran protagonista con dos penetraciones con reverso que acabaron en canasta. Además, en la segunda sacó un tiro adicional y, aunque lo falló, se hizo con el rebote. Por su parte, el Barça confió en Mickeal que no pudo anotar así que se le escapó el triunfo y el liderato, aunque es un liderato compartido el que tiene el Madrid porque hasta 5 equipos están ahora con 11 triunfos.

Buena culpa de ello la tuvo Jaycee Carrol que salió desde el banquillo

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *