11 marzo 2010 Fútbol

Rooney ha logrado 4 goles en el global de la eliminatoria frente al Milan

Tiene pinta de niño malo, pero jugando al fútbol cada día es más bueno. Wayne Mark Rooney ha sido el nombre propio de la eliminatoria que ha enfrentado a Manchester United y AC Milan logrando 4 goles, dos en la ida para culminar la remontada en San Siro y los dos primeros hoy en el Old Trafford para darle finiquito a un Milan que dista mucho de ser lo que su nombre representaba en Europa.

Era una noche especial en el Teatro de los Sueños ya que se vivía el regreso de David Beckham, recibido por la afición del United con una cerrada ovación. Fue el único milanista que se llevó alguna alegría en la noche de hoy, y es que el equipo rossonero se plantó en el césped con poca convicción y encajó un gol en la primera llegada al área de su rival. Rooney marcó de cabeza cuando sólo se llevaban 13 minutos y el Milan se apagó, se quedó con la pantalla en negra, como su equipación de hoy.


Siendo imposible que el Milan levantara 3 goles, la desidia se apoderó de los italianos y el equipo de Sir Alex Ferguson controló muy bien el partido mientras el reloj corría. Además, Rooney salió tras el descanso con hambre de gol y tardó un minuto en firmar el segundo de la noche, trigésimo si contamos todas las competiciones.

Park Ji Sung en el minuto 59, y Darren Fletcher a sólo 3 minutos del final colocaron el 4-0 definitivo en el marcador. El United dejó la sensación de que no quiso infringir un mayor castigo al Milan, que tras el tanto de Rooney había pasado a ser un zombie. Aún así, por medio de Beckham y de Huntelaar probaron en alguna ocasión los reflejos del holandés Van der Saar.

Con un contundente 7-2 como marcador global, el Manchester United ha barrido al AC Milan en octavos de final y demuestra que han aprendido a sobrevivir sin Cristiano Ronaldo. Con Rooney en estado de gracia, los reds devils son candidatos a estar en el Santiago Bernabeu el próximo 22 de mayo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *