8 abril 2009 Fútbol

manchesteroporto.jpg

Que un equipo consiga empatar en el descuento al United y en Old Trafford puede considerarse un éxito, pero visto lo visto sobre el césped de Manchester en el día de ayer, el empate para el Oporto, muy celebrado por los portugueses, fue un resultado corto para lo que merecieron los portugueses, en un partido divertido para el espectador, de juego rápido y directo y con ocasiones constantes en cada portería.

Desde el minuto uno se vieron claras las intenciones del Oporto. Los portugueses salieron con tres delanteros en el once inicial y presionado la salida del balón en el campo rival. Esa presión propició el fallo del central del United Evans, que aprovechó Cristian Rodríguez para adelantar al Oporto a los cinco minutos. El Manchester que apenas pisaba el área rival se encontró con un regalo caído del cielo, en pies del central portugués Bruno Alves, que cedió atrás la pelota sin ver que por allí llegaba Wayne Rooney. El inglés no perdonó y batió a Helton empatando el encuentro al cuarto de hora. A partir de entonces, llegó el chaparrón del Oporto, que maniató el centro del campo británico y obligó a Van der Sar a trabajar mucho.


En la renaudación, fue el United quien tomó el dominio del balón y acosó en los minutos iniciales. Sin embargo, el meta Helton se cruzó en el camino de Rooney y Park y evitó los goles ingleses. A los lusos les costaba crear contras, pero cuando lo hacían llegaban siempre al área. Unas acabaron rechazadas por Van der Sar, y otras en algún que otro posible penalty no señalado. Justo cuando el acoso de los “red devils” parecía apagarse, un saque de banda que toca de espuela Rooney, lo aprovechó el Apache Tévez para batir a Helton y adelantar al Machester.

Era el minuto 85 y el partido parecía sentenciado, pero llegó el minuto 90 y la sorpresa. Mariano González se planta sólo ante Van der Sar y anota el segundo tanto. Justo premio para el Oporto, que aguantó el empuje del United en los últimos minutos y se llevó un resultado favorable.

En esta Champions, nadie daba un duro por el Oporto, y de momento, ya se colaron en cuartos y han dado la sorpresa en la ida. Llevarse un resultado favorable de Old Trafford parecía imposible y ellos lo han conseguido. El todopoderoso United necesita ganar en Portugal si no quiere verse fuera y necesitará mucho a su estrella, Cristiano Ronaldo, que ayer destacó por su falta de brillantez.

Foto | Marca

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 abril 2009
  2. Liga de Campeones: Cristiano Ronaldo lleva al Manchester a semifinales 16 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *