17 abril 2011 Fútbol

Pepe y Messi se las tuvieron durante el Real Madrid - Barcelona

El primero de los cuatro clásicos, de los cuatro partidos que van a enfrentar a Real Madrid y Barcelona, ha terminado con empate a 1. Un empate que deja la liga, que era lo que se jugaba hoy, en bandeja para los azulgranas, pues los madrileños tendrían que conseguir 9 puntos más que su rival de aquí a final de liga, si quieren terminar en primera posición.

El enésimo partido del siglo de hoy no ha sido precisamente brillante. Primero, porque el Barça no nos brindado el fútbol al que nos tenía acostumbrados, y segundo, porque el Real Madrid se ha encargado de ello. Lo malo, o lo bueno según el punto de vista de cada cual, es que Mourinho renunció a Ozil, y por ende al fútbol, a cambio de tejer una maraña en el centro del campo que parara, con buena dosis de efectividad, las líneas de creación azulgrana.


Y en teoría, todo funcionó bien, pues el Barça no generó excesivo peligro sobre la meta de Casillas y las mejores ocasiones fueron para un Real Madrid que a la contra y a balón parado intentaba ser letal. Cristiano Ronaldo tuvo un par de llegadas claras, aunque la mejor de ellas, cuando ya cantaba gol justo en el minuto 45, la salvó Adriano bajo palos. El Barça también dio un par de sustos a la parroquia madridista, con dos internadas de Messi que acabaron en las manos de Casillas, y con un posible penalty del guardameta sobre Villa.

La segunda mitad, sin embargo, no pudo comenzar peor para los blancos. Muñiz Fernández sí señaló el agarrón de Albiol sobre Villa como penalty, y además, mostró tarjeta roja al defensor del Real Madrid. Así las cosas, Messi anotaba el 0-1 y el Madrid tenía que afrontar casi toda la segunda mitad en inferioridad. Pero pocos minutos después, se hicieron dos cambios que fueron claves: la entrada al campo de Ozil, y la salida por precaución de un Puyol que reaparecía hoy.

En tal situación, el Barcelona tuvo el partido en su mano, pero no lo ganó, y se encontró con una nueva jugada polémica clave para el empate final. No voy a entrar en si no es penalty, como argumentan los de un bando, o si es penalty y expulsión de Dani Alves como argumentan los del otro, el caso es que Cristiano Ronaldo lograba el empate a 1 desde el punto fatídico a falta de nueve minutos para el final, y que el marcador ya no se movería más hasta el pitido final.

Sea como sea, y pese a que el empate en tales circunstancias pueda ser considerado como una victoria moral, el Real Madrid ha perdido una de sus últimas oportunidades de aspirar al título de liga, que por tercera vez consecutiva, apunta para un Barcelona de record. Este es sólo el primer episodio de los cuatro que nos quedan por delante. El siguiente, nada más y nada menos que una final de la Copa del Rey, un título en juego en sólo 90 minutos.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Shakira y Gerard Piqué pasean su amor por Barcelona 18 abril 2011
  2. Copa del Rey 2010/11: previa y horario de la final entre Barcelona y Real Madrid 18 abril 2011
  3. Más de 11 millones de espectadores siguen el Real Madrid- F.C. Barcelona 18 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *