23 abril 2011 Fútbol

Benzema, Kaka e Higuain fueron una pesadilla para el Valencia

El Valencia y el Real Madrid han abierto la Jornada 33 de la Liga BBVA con un partido loco que ha acabado con un marcador de 3-6, bastante más propio de tenis que de fútbol. El partido quedó sentenciado en la primera mitad ya que los blancos se fueron al descanso ganando por 0-4 y llegaron a dominar por 1-6 mediada la segunda mitad.

El Real Madrid volvía a Mestalla tan sólo tres días después de haber ganado allí la Copa del Rey aunque con la cabeza pensando en la semifinal de Champions. Por ello, Mourinho sólo utilizó a dos jugadores que habían jugado la final copera y tiró de los menos habituales como Garay, Lass, Canales que respondieron a la perfección y se dieron un baño de goles destacando el doblete de Kaká y el hat trick de Higuaín.

Los delanteros del Real Madrid fueron hoy una pesadilla para la desordenada defensa del Valencia que desesperó a su afición. El conjunto madridista fue fiel a su táctica de ser directo en busca del gol y se encontró con muchos espacios que le permitían llegar en oleadas ante Guaita que veía impotente como los goles caían uno tras otro.

Durante los primeros minutos del partido, Sergio Canales estuvo muy activo avisó con un disparo desde la frontal que pegó en Granero mientra que Benzema estrelló un cañonazo en el larguero a pase de Kaká que sería un aviso de su primer gol. El tanto del francés llegó tras una recuperación de Lass Diarra en mediocampo que rapidamente montó la contra con Higuaín que cedió a Benzema para que hiciera el primero de la tarde

Pablo Hernández tuvo una buena ocasión para empatar unos minutos después tras una perdida de balón de Lass pero su balón se fue rozando el palo de Casiilas. El que no perdonaría sería Higuaín en otro fallo defensivo de los valencianos. La fe del jugador argentino haría acto de presencia en una perdida de balón de Mathieu y se aprovecharía de la indecisión del francés y Guaita para meter el pie y hacer el segundo.

Benzema, Higuain y Kaka no dejaron de crear problemas al Valencia durante todo el partido. Una jugada combinativa de los tres en el borde del área ché acabó con centro de Higuaín a Kaká que hacía el tercero a placer. El medio brasileño le devolvió el favor poco después porque en una jugada bastante similar corrió el brasileño corrió al espacio para aprovechar un pase largo de Granero y ceder a Higuain para que empujara a la red a placer.

Con ese marcador se llegó al descanso y aunque todo estaba decidido se esperaba una reacción del Valencia que debía una mejor cara a su afición. Sin embargo, esa cierta mejora de los de Emery no llegó hasta que Higuaín marcó el quinto tras un nuevo pase de Kaká que jugó un gran partido aprovechando los espacios y que el choque estaba bastante roto.

El quinto gol del Real Madrid provocó que algunos aficionados del Valencia comenzaran a abandonar la grada. Otros se quedaron un poco más y vieron como un toque de Soldado tras centro de Jonas les permitía recortar distancias. Tan sólo sería un espejismo porque Kaká hacía el sexto en una gran jugada. El brasileño se deshizo de su marcador con un sutil caño y batió a Guaita con tiro cruzado.

A partir de ahí el Real Madrid se relajó bastante y eso permitió al Valencia maquillar ligeramente el marcador. Los goles de Jonas y Jordi Alba en la recta final del partido obligaron al Real Madrid a reactivarse para evitar sustos pero la ventaja era tan amplia que no había opción alguna para los de Emery que se llevaron un repaso y contribuyeron a la idea de la liga de dos que tenemos en España ya que son el tercero de la Liga y dieron esta imagen ante el segundo clasificado.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *