30 septiembre 2012 Fútbol

Pepe marcó gol ante el Depor y lo dedicó a su hija recién nacida

El Real Madrid y Cristiano Ronaldo acabaron definitivamente con su tristeza gracias a una goleada frente al Deportivo de La Coruña en la que el jugador portugués fue bastante partícipe, pues marcó tres goles. Cristiano logró su primer hattrick de la temporada ante un Depor que, a mi manera de ver, salió muy acomplejado al Santiago Bernabeu y terminó pagándolo caro, superado por un Madrid que tampoco necesitó esforzarse demasiado.

Oltrá apostó por dar entrada a otro mediocentro defensivo, Alex Bergantiños, y por meter a su equipo bastante atrás. Pero no por mucho acumular hombres se defiende mejor, y los blanquiazules hicieron aguas tanto por las bandas, especialmente en el duelo Di María – Manuel Pablo, como por el centro, gracias a los pases de Ozil y Modric, una de las novedades junto a la presencia de Varane en el centro de la defensa.

Pero curiosamente, el Deportivo se adelantó en el marcador tras una buena jugada que finalizó Riki, a los 15 minutos, y en la que Varane por cierto no estuvo nada afortunado. El francés demostró que tiene planta y condiciones para convertirse en un gran central, pero necesita partidos para pulirse y no cometer ni ese error ni el que cometió minutos después, en una jugada en la que, de no haber fuera de juego previo, debía haber sido penalty.

De penalty empató el Real Madrid, penalty cometido por Manuel Pablo sobre Di María, dudoso porque no se sabe bien si la acción fue fuera o dentro del área, y que transformó Cristiano Ronaldo. El argentino fue una pesadilla para el lateral canario y anotaría el segundo gol, para culminar la remontada, después de un fantástico pase de Luka Modric. Así, los de Mourinho superaban una situación complicada en poco tiempo y devolvían la tranquilidad a la grada del Bernabeu.

La posesión siempre era blanca y las ocasiones se sucedían sobre la portería que defendía con bastante buen tino por cierto Dani Aranzubia. Antes del descanso, Cristiano aprovechaba para hacer el tercero tras un rechace del portero. Ya en la segunda mitad, Pepe de cabeza gracias a un centro magnífico de Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo, otra vez de penalty, cerraban el tanteo en el 5-1 definitivo. Y poco más que contar de un segundo tiempo que no pasará a la historia y en el que Casillas fue un espectador más.

Así pues, el Real Madrid airea un poco los problemas de su mal inicio de liga antes de su segundo partido de Liga de Campeones y sobre antes de disputar el primer encuentro liguero ante el Fútbol Club Barcelona. El próximo domingo, el equipo blanco irá al Camp Nou 8 puntos por detrás de su rival, y con la obligación de no dejar pasar esta oportunidad para empezar a recortar la distancia con los azulgranas y de dar un golpe que sería el primer traspiés para los de Tito Vilanova en liga.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *