11 enero 2014 Fútbol

Atlético y Barcelona empataron sin goles

Toda la expectación que había levantado el partido entre el Atlético de Madrid y el Barcelona se diluyó a lo largo de los 90 minutos de juego. El duelo por la primera plaza de la clasificación, el duelo por ver quien se llevaba el título honorífico de campeón de invierno de esta liga, terminó en tablas y sin goles, aunque más o menos todos salieron satisfechos.

El Barça se vuelve de Madrid contento, porque con el empate le vale para mantener el liderato y terminar la primera vuelta como líder. El Atlético también, porque en esta temporada ya ha jugado tres partidos con los azulgranas y en ninguno han perdido, con sólo 1 gol encajado. Hasta el Real Madrid debe estar contento, porque el 0-0 era el mejor resultado para los intereses de este equipo.

En muy pocas ocasiones, el 0-0 pudo romperse. El partido respondió al guión esperado, con el Barcelona con la posesión del esférico y con el Atlético agazapado, cerrando muy bien todos los espacios y peleando al límite cada balón dividido. Sólo cuando los rojiblancos adelantaban líneas en la presión, como en los primeros minutos, se vieron huecos y la pelota se acercó a las porterías.

Arda, por el lado local, y Pedro, por el lado visitante, fueron los mejores de cada equipo tras los primeros 45 minutos. Fueron los únicos que, cuando la pelota caía en sus pies, lograban que sucediera algo. Al descanso, Martino dio entrada a Messi (el técnico argentino también se iba a permitir el “lujo” de dejar en el banco a Neymar), y la Pulga dio algo más de chispa al ataque azulgrana, aunque se le ve que aún no está al 100%.

La ocasión más clara del Barça estuvo en las botas de su ’10’, pero Courtois respondió con acierto al disparo de Messi, abajo, donde duele a los porteros. El belga estuvo seguro y solvente cuando tuvo que actuar, como también lo estuvo en la otra portería Víctor Valdés. Lo poco que tuvo que intervenir el meta del Barcleona, con Arda como mayor enemigo, lo blocó bien, sin errores.

No se puede decir que los equipos no fueran por el partido, cada uno a su manera, pero sí que se resguardaban el uno del otro, también cada uno con sus mejores armas. Por eso, conforme llegaba el final, cada vez el partido se trababa más y cada vez eran menores las prisas. Y es como decíamos al principio, el 0-0 les valía a todos, incluso hasta los que no estaban allí.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 enero 2014
  2. Liga Española 2013-2014 1ª División: resultados y clasificación de la Jornada 19 13 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *