16 junio 2008 Baloncesto

Pau Gasol

Los Ángeles Lakers salvaron ayer en el Staples Center su primer match ball al ganar por 103-98 a unos Boston Celtics que tienen muy encarrilada la final y que dispondrán ahora de dos oportunidades ante su público para proclamarse Campeones de la NBA. Tal y como ocurriera en el cuarto partido, los Lakers salieron muy entonados, sabedores de que ya no tienen ningún margen de error. Esto les permitió endosar a los Celtics un parcial de 39-22 en el primer cuarto, gracias sobre todo al gran acierto de Bryant, que ya se iba a los 15 puntos en este periodo, y al buen trabajo de Gasol que anotaba 9 puntos.

En el segundo, la historia del anterior partido se volvió a repetir: los Lakers, con un buen número de reservas en cancha, entraron en crisis anotadora y este hecho fue aprovechado por los Celtics para endosar un parcial de 15-0 que les permitía recortar la diferencia encajada en el primer cuarto. Pierce lideró a su equipo durante este periodo y, con 21 puntos en ese momento, dejaba el partido al descanso en un ajustado 55-52 a favor de los Lakers.


El partido se mantuvo en ventajas cortas durante el tercer periodo e incluso Boston se puso por delante. El trabajo de Gasol bajo los tableros, unido a los puntos de Fisher y Odom, permitieron a los Lakers superar la crisis e irse de nuevo con 9 puntos de ventaja (79-70) antes del comienzo del último cuarto en el que, una vez más, aparecieron los fantasmas de partidos anteriores y estos permitieron a los Celtics conseguir un parcial de 2-16 que volvía a empatar el partido a 90 con poco más de 4 minutos por jugar. En esos minutos, Gasol, Odom, Bryant y Fisher estuvieron acertados de cara al aro pero en Boston, Paul Pierce era el único que anotaba y esto fue insuficiente para ganar el anillo en Los Ángeles.

Bryant fue el máximo anotador de los Lakers con 25 puntos. Esta vez Gasol y Odom si hiceron el papel que se espera de ellos si quieren derrotar a los Celtics. Gasol se fue hasta los 19 puntos, 13 rebotes y 6 asistencias mientras que Odom ayudó con 20 puntos y 11 rebotes. En los Celtics, la gran estrella volvió a ser una vez más Paul Pierce con 38 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias. Allen anotó 16 puntos y Garnett estuvo por debajo de lo que puede dar un jugador como él y se quedó en 13 puntos y 14 rebotes.

La serie viaja ahora hasta Boston donde, a partir de la madrugada del martes al miércoles, los Lakers intentarán la machada de ganar dos partidos consecutivos mientras que los Celtics intentarán cerrar la serie cuanto antes con el apoyo de su afición.

Vía | NBA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *