19 mayo 2010 Fútbol

Alemany

Ayer martes, justo tras recibir notificación de la concesión de la licencia UEFA que permitirá al Mallorca disputar competiciones europeas la próxima temporada, su presidente, Mateo Alemany, anunció lo que hace semanas que era un secreto a voces: el club se acogerá en los próximos días a un concurso de acreedores, la famosa Ley Concursal.

Desde su llegada al club bermellón, la actual junta directiva constató la situación crítica de su economía y tomó como prioridad principal la resolución de los graves problemas financieros que acucian al Mallorca, algo que se ha notado en los recortes en materia de fichajes y presupuesto salarial de la plantilla. “Cuando estábamos colistas los técnicos pidieron un refuerzo de 1 millón de euros. No ha habido ninguna inversión. No hemos incrementado un euro el endeudamiento”, así se expresaba Alemany en la tarde de ayer.


Sin embargo, tras más de un año de esfuerzos para revertir la situación económica del club, el Mallorca no ha tenido más remedio que acogerse a la Ley Concursal, una situación que abre una incógnita de cara a los acreedores del club, cuyos pagos podrían verse aplazados por orden judicial para permitir a la entidad balear hacer frente a todos ellos sin riesgo de desaparición. Del mismo modo, el presidente confirmó que esta situación afectará también a la plantilla, en la que se “preservará los salarios más bajos de la entidad y afectará a quien más cobra”.

Ante la pregunta de si esto afectará al club de cara a una posible revocación de su licencia UEFA, Alemany ha confirmado que la participación del Mallorca en la Europe League no corre peligro al haber sido el club quien se ha acogido de forma voluntaria al concurso de acreedores, en vez de haber sido a petición de algún acreedor.

Pese a todo, no será suficiente para cerrar la continuidad del entrenador Gregorio Manzano, quien no seguirá en el club al entender ambas partes que su ciclo ya había terminado y que, según Alemany en palabras de su representante, “sus miras estaban en clubs de otro nivel”.

Esta noticia supone un importante toque de atención para todo el fútbol español, en especial para quienes han proclaman nuestra liga como “La mejor liga del mundo”. Nunca se pensó que un club que fuese capaz de permanecer en Primera pudiese correr peligro real de desaparición, sin haber sufrido algún descenso administrativo, pero el Mallorca ya se ha visto obligado a acogerse a una Concursal cada vez más solicitada en clubes de categorías inferiores.

El reparto desigual de los beneficios entre los tres o cuatro grandes y el resto de clubes más pequeños del fútbol español, hace de nuestra liga un negocio inviable e imposibilita al resto de equipos el ser competitivos y casi sobrevivir. La negociación y reparto conjuntos de los contratos televisivos puede ser un primer paso, pero esta dura noticia pone de manifiesto que la liga española necesita una reforma urgente, y la necesita ya.

Vía | rcdmallorca.es

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 mayo 2010
  2. Serra Ferrer y Michael Laudrup encabezan el nuevo proyecto deportivo del Mallorca 9 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *