22 abril 2017 Tenis

Albert Ramos a la final de Montecarlo

El nueve veces campeón del Rolex Masters de Montecarlo, el balear Rafa Nadal – cuarto preclasificado – ganó su pase a la final del domingo venciendo en un partido que tuvo dos caras marcadamente distintas frente a David Goffin. El belga después de una decisión equivocada del juez de silla se fue literalmente del encuentro y el manacorí lo pasó por encima.

Pero la noticia que fue la nota del día es la clasificación por primera vez del catalán Albert Ramos Viñolas a una final de esta categoría. Una semana soñada sin duda para el de Mataró tras eliminar sucesivamente en tres sets a Andy Murray, Marin Cilic y hoy sábado al francés Lucas Pouille.

Lo de Albert es para remarcar, porque lo de Rafa es ya costumbre en uno de sus torneos fetiche. El catalán a base de esfuerzo y mucha estrategia ha firmado una actuación que pocos esperaban de un jugador de perfil bajo como lo es. Ya había anunciado ante Murray y Cilic que no vino a Montecarlo solo a cumplir sino que está buscando convertirse en el primer español – aparte de Rafa – en ganar un Masters 1000 en polvo de ladrillo desde el 2006 (cuando otro catalán, Tommy Robredo se coronó en Hamburgo).

Después de intercambiar dos roturas, Albert consigue en el séptimo juego un nuevo ‘break’ y posteriormente el barcelonés se vio con un 0-40 en el noveno firmando el 6-3 inicial aprovechando las inconsistencias de Pouille al servicio. Pero el francés apoyado por el público mayoritariamente francófono del Principado elevó su producción ofensiva y con una certera rotura en el undécimo ‘game’ del segundo parcial puso tablas al duelo 7-5. Hasta ahí llegó el combustible de Pouille. El set decisivo fue de un solo lado. Albert rápidamente se colocó 3-0. Pouille pidió el fisio por dolores en la espalda. La suerte estaba echada. El galo ganaría apenas un juego y el premio se lo llevó Albert por 6-1.

El duelo de fondo se auguraba como disputado debido a las excelentes presentaciones de David Goffin ante Dominik Thiem y Novak Djokovic. Rafa no había desplegado su mejor tenis en la semana – salvo en la contundente victoria sobre Alexander Zverev – y había cedido su servicio varias veces ante Edmund y Schwartzman, algo que presagiaba que Goffin podría al menos darle pelea.

Y fue así hasta el sexto juego del primer set. Goffin estaba inspirado, pegando fuerte con la derecha, sin rehuir a los intercambios desde el fondo de pista ante un experto en ese rubro como Rafa. Así el belga se puso 3-1 con muchas luces en su tenis. Pero una jugada resultaría clave en el sexto juego sirviendo Goffin. Una bola claramente larga de Rafa – señalada por el juez de línea – le daba el 4-2 manteniendo la ventaja. Pero inexplicablemente el juez de silla Cédric Mounier bajó de ésta para verificar la marca, cuando ya Rafa había pedido la toalla para sacar en el séptimo. Mounier señaló la bola del balear como buena ante la desesperación de Goffin y los silbidos del público. Se ordenó repetir el punto. La cabeza del belga estalló y aunque tuvo dos oportunidades más para ganar el juego, terminó cediendo. Ahí acabó el partido.

Nadal a la final de Montecarlo

Goffin perdió absolutamente el control, su mente se quedó grabada en ese punto injustamente perdido y eso ante Rafa se paga. El balear pasó del sofoco de un 1-3 a ganar diez de los siguientes once juegos. 6-3 6-1 que pudo haber tenido un trámite distinto de no haber ocurrido la grave falta de Mounier.

Rafa pasa a la final ante Albert donde de todas formas el ganador logrará un hito. De ganar el balear se convertirá en el único tenista en ganar un mismo certamen 10 veces, algo que quizás nunca más se repita. De ganar el catalán, será su primer Masters 1000 y el primer tenista que no forma parte del top 20 en ganar Montecarlo desde la década de los 70’s.

Dos veces se han medido el balear y el catalán. Ambas en Barcelona y ambas las ganó Rafa. En el 2013 6-3 6-0 y en el 2014 7-6(2) 6-4. Pero Albert recién ha comenzado a cosechar buenas victorias en el circuito desde el 2015 por lo que se espera una final más disputada que aquellas. Es igualmente la primera vez en seis temporadas que una final ATP de esta magnitud es disputada netamente por españoles.

Vía y Foto | Masters de Montecarlo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *