24 mayo 2010 Ciclismo

El ciclista del Columbia Michael Rogers ha ganado la quinta edición del Tour de California

Durante esta última semana, en la que la actualidad ciclista se centra en el Giro de Italia, se ha disputado la quinta edición del Tour de California, la vuelta ciclista por etapas más importante de los Estados Unidos y que habitualmente siempre se ha celebrado en febrero. El australiano Michael Rogers (Columbia) ha sido el ganador de esta última edición, convirtiéndose en el primer ciclista no norteamericano en ganar la prueba de 8 etapas. Es el segundo éxito que suma este año a su palmarés, junto con la Vuelta a Andalucía.

De 30 años de edad, Rogers consiguió hacerse con el maillot amarillo de líder en la séptima etapa, una contrarreloj de 33 kilómetros sobre Los Angeles en la que terminó segundo, y defendió su primera posición en la general en la última etapa. Al final, el australiano aventajó en 9 segundos al estadounidense David Zabriskie (Garmin), líder durante 4 etapas, y al también estadounidense Levi Leipheimer (Radioshack) en 25 segundos, ganador en 3 ocasiones en California.


Otro de los protagonistas de este Tour de California ha sido Peter Sagan (Liquigas), un ciclista eslovaco de tan solo 20 años y que ya lleva varios triunfos en lo que llevamos de temporada. A las dos etapas que ha ganado en la cita californiana, tenemos que sumar otras dos etapas en la Paris – Niza, y una en el Tour de Romandia, victorias de prestigio para un corredor con un futuro prometedor.

Pero sin duda, el nombre propio de la competición vuelve a ser el de Lance Armstrong (RadioShack). El tejano no ha terminado la carrera ya que abandonó tras sufrir una una aparatosa caída al comienzo de la quinta etapa, que le obligó a ser atendido por las asistencias y que le costó varios puntos de sutura en la cara y varios hematomas. Además, Johan Bruyneel, su director, ha declarado que aún está lejos de estar en forma.

Sin embargo, han sido de nuevo las acusaciones de dopaje las que lo han vuelto a poner en el candelero. En esta ocasión ha sido Floyd Landis, su compatriota y ex-compañero de equipo durante algunos años, el que lo ha acusado de enseñarle a doparse y a burlar los controles, entre otras cosas, a él y algunos compañeros. Declaraciones de poca credibilidad, viniendo de alguien que tiene delitos por fraudes informáticos y por consumo de testosterona, que han intentando enturbiar la fiesta del ciclismo norteamericano.

Vía | Web Oficial Tour of California

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *