Mundial de Sudáfrica: España derrota a Alemania con un gol de Puyol y jugará la final ante Holanda

Escrito por: Javi    8 julio 2010     6 Comentarios     3 minutos

En 1984, España derrotó a Alemania con un gol de Maceda. En 2010, la historia se repite con un gol de Carles Puyol. Los dos goles los marcaron defensas, los marcaron de cabeza, pero con el segundo nos hemos clasificado para una final de un Mundial de fútbol. Tuvo que ser de corner, probablemente de […]

En 1984, España derrotó a Alemania con un gol de Maceda. En 2010, la historia se repite con un gol de Carles Puyol. Los dos goles los marcaron defensas, los marcaron de cabeza, pero con el segundo nos hemos clasificado para una final de un Mundial de fútbol. Tuvo que ser de corner, probablemente de la forma en la que menos daño podíamos hacer a Alemania, como España derribó a la muralla germana. El tanto de Puyi, del Tiburón, es historia viva del fútbol español.

España mereció la victoria, dominó todo el encuentro aunque a ratos jugó mejor, a ratos tuvo que aguantar y achicar balones. Alemania nos cedió todo el campo, pese al aviso de Löw de que iban a atacar, y lo acabaría pagando desde el inicio. Ya a los 7 minutos, poco después de que un espontaneo quisiera llevarse el protagonismo del partido, La Roja avisó con un pase entre líneas de Pedro, la gran novedad de Del Bosque, que no acertó a rematar con acierto Villa estrellando el balón en el pecho de Neuer.


La siguiente ocasión volvía a tener color español, un cabezazo de Puyol que se marchó alto. A partir de ahí entramos en una fase de juego divido gracias a que los alemanes se encontraron con un corner y mandaron varios balones a la olla en los que Iker Casillas tuvo problemas a la hora de despejar. Las opciones españolas pasaban por las botas de Pedro o Iniesta, que intercambiaban constantemente sus posiciones para recibir balones mas nunca encontraron a un Villa que no paró de desmarcarse pero que no tuvo el día.

Tras el paso por vestuarios, volvió a verse a la mejor España, a la que toca, a la que combina, pero con el área llena de alemanes las mejores opciones para los nuestros fueron los disparos lejanos. Probaron fortuna Xabi Alonso, Pedro y Villa desde fuera del área, también probó Iniesta con una gran internada desde el costado izquierdo, pero su disparo se fue fuera. Y de rozar el gol, al susto. Casillas desvió un remate franco de Kroos en la mejor jugada de ataque que hicieron los germanos en todo el partido.

Y del susto, al gol de Puyol. Xavi sacó un corner y Puyol conectó un remate de cabeza impecable, el central catalán se elevó por encima de Piqué y de Khedira impulsado por toda la historia negra del fútbol español en los Mundiales. La única vez que Alemania se había visto por detrás en el marcador, perdió, y esta vez no iba a ser menos. La maquinaria germana no reaccionó pese a que se volcó, pese a que Löw arriesgó con los cambios. Si a España se le hizo largo el partido, no fue por el acoso alemán.

Quedaban 17 minutos por delante tras el 1-0, y fue La Roja quien tuvo las mejores opciones a la contra. Pedro pudo redondear su partido con un gol o una asistencia, pero no eligió ninguna de esas opciones en un 2 contra 1 frente a la portería alemana. Casi lo mismo, le pasaría poco después a Silva y a Fernando Torres. Había que calmarse, mantener la bola y apurar hasta el pitido final que se resistió pasándose de la prolongación. No hubo vendetta, dos años después, España volvía a ser superior.

El próximo domingo a las 20:30 horas dos países se paralizarán. España y Holanda protagonizan una final inédita de la que saldrá un campeón inédito y que romperá con una de las tradiciones mundialistas. El ganador será el primer equipo europeo que gane el máximo torneo lejos del Viejo Continente. Nos queda un salto más para ser los reyes en la Ciudad del Fútbol.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.