6 julio 2010 Fútbol

Holanda y Uruguay

Las selecciones de Holanda y Uruguay abren esta noche en Ciudad del Cabo las semifinales del Mundial de Sudáfrica. El partido comenzará a las 20:30 horas y será retransmitido por Cuatro, así que habrá que estar atentos a un choque que se presume interesante y del que saldrá el primer finalista.

Holanda, y especialmente Uruguay, no eran de las favoritas para seguir por el continente africano a estas alturas del torneo pero lo cierto es que han ido dando buenas sensaciones hasta colarse en las rondas finales. Ni mucho menos son novatas en estas lides, aunque hace tiempo de sus mejores momentos de gloria.

En el caso de Uruguay, fue campeona tanto en 1930 como en 1950 en el famoso Maracanazo. Además, fue finalista tanto en 1954 como en 1970, algo que también consiguió la selección holandesa, que no tiene ningún triunfo pero que también fue finalista tanto en 1974 como en 1978.

Mucho hace ya de aquello, especialmente para un conjunto uruguayo que se había perdido tres de los últimos cuatro mundiales y que llegó a este en la repesca. La Celeste pudo colarse en la segunda fase aprovechando la debacle francesa y ha tenido algo de suerte en el cuadro ya que Corea y Ghana han sido sus rivales para plantarse en esta final, aunque los africanos estuvieron a tan sólo 11 metros de apearles del torneo.

Precisamente el protagonista de esa jugada fue Luis Suárez, delantero del Ajax que con su parada permitió a los uruguayos seguir soñando y que esta noche se pedirá el choque por sanción, algo que también le ocurrirá a Jorge Fucile por acumulación de amarillas.

En el caso de Holanda también hay bajas ya que Nigel de Jong y Gregory van der Wiel están amonestados. Los tulipanes están aprovechando el buen momento por el que atraviesan hombres como Sneijder o Robben para avanzar, dando uno de los grandes campanazos del torneo tras eliminar a Brasil.

El pronóstico para el partido es incierto a estas alturas del torneo. Los holandeses tienen más calidad y creatividad pero Uruguay tiene una buena defensa, pelea por cada balón y arriba tiene a Forlán para crear peligro al rival. Disfrutaremos del partido antes del de mañana, cuando serán Alemania y España las que nos pongan a todos el corazón en vilo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *