20 marzo 2013 Baloncesto

Bynum todavía no ha debutado en partido oficial con los Sixers

Tras meses y meses de pequeños avances en la recuperación, recaídas, rumores y polémica sobre el estado de forma de Andrew Bynum los Philadelphia 76ers han confirmado que su pívot estrella pasará por el quirófano esta semana para tratar su lesión de rodilla, quedando descartado para lo que resta de temporada.

En palabras de Tony DiLeo, General Manager de los 76ers, “Después de varios meses de rehabilitación y tras muchas consultas, tanto los doctores como Andrew creen que este es el mejor paso para su total recuperación”.  Así, Bynum se someterá a una operación de artroscopia en sus rodillas, cuyo tiempo de reposo puede oscilar desde los 2 a 4 meses.

De esta manera se confirma la pesadilla en la que se había convertido el traspaso del ex-center de los Lakers, que llegó lesionado a Philadelphia y que ve como en su primera temporada como Sixer su participación queda en blanco. El varapalo para el cuadro de la ciudad del amor fraternal es mayor si se tiene en cuenta que para adquirir a Bynum, los 76ers enviaron a su hombre referencia André Iguodala a Denver, ahora pieza clave en la buena temporada de los Nuggets, al tiempo que dejaban que Lou Williams fichara como agente libre por Atlanta buscando tener margen salarial para la renovación del center de Nueva Jersey, que para más inri aun no se ha producido por lo que podría irse de Philadelphia este 1 de julio en el inicio de la free agency.

Durante la temporada, Bynum ha ido prolongando su reaparición conforme sus problemas de rodilla se acrecentaban, empezando por noviembre, posponiéndolo hasta después del All Star y dejándolo finalmente para la siguiente campaña. El pivot Sixer llegó a entrenarse con relativa regularidad y ejercitarse en 5 contra 5 aunque tras disputar estas prácticas de juego declaró que sus rodillas seguían doliéndole e inflamándose con facilidad. Además, su díscola actitud no ha ayudado en la recuperación, trascendiendo rumores acerca de posibles recaídas y empeoramientos de la lesión al forzar jugando a los bolos.

 El jugador de 25 años, que siempre ha padecido dolencias en las rodillas, ve como su progresión se corta estrepitosamente, ya que el año pasado fue uno de los mejores pívots del Oeste en la única temporada en la que los problemas de lesiones parecían quedarse atrás, al tiempo que los Sixers se hunden en el Este, del que llegaron a ser semifinalistas en 2012.

Comentarios

2 comentarios
  • La operación de los Sixers ha sido un desastre. Y encima, o reconocen que la han pifiado y lo dejan marchar este verano (a riesgo de que se recupere y triunfe en otro equipo) o lo renuevan soltando una buena pasta, con el riesgo de que no nunca sea el jugador que se espera.
    Difícil papeleta.

  • welcome to my blog and buy the cheapest NBA jerseys!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *