16 noviembre 2014 Baloncesto

Leon Bias y David Stern, draft 1986Len Bias y David Stern durante la ceremonia

El draft de 1986 será recordado como el más trágico en la historia de la NBA. Pasaron tantas cosas, muchas de ellas malas, que el número 1 (Brad Daugherty) prácticamente pasó despercibido. La culpa, por desgracia, la tuvo Len Bias, cuya muerte por sobredosis días después de ser elegido en segunda posición conmocionó al baloncesto. El joven falleció cuando ya había alcanzado el cielo y todavía celebraba su aterrizaje en la mejor liga del mundo. Este episodio marcó a la NBA y también salpicó a varios jugadores de esa generación, (Chris Washburn y Roy Tarpley) De todos los seleccionados, hubo más positivos por cocaína (cuatro) que jugadores en el Hall of Fame (tres)y los acontecimientos motivaron una campaña mundial contra las drogas encabezada por la propia NBA.

Dazen Petrovic

Siempre estará presente en la memoria este draft del 86Además de esos tristes sucesos, otro factor que marcó este draft fue  la Guerra Fría que por entonces mantenían EEUU y la Unión Soviética y cuyos protagonistas, sin comerlo ni beberlo, fueron Sabonis y Petrovic, amados por su baloncesto y odiados por su condición soviética. Sabonis tuvo que esperar diez años para debutar en la liga debido al veto entre ambos países. A partir de entonces, comenzó a dar continuas lecciones en los Portland Trail Blazers, franquicia con la que se consagró como uno de los mejores pivots de la NBA. Su nombre ya forma parte del Hall of Fame, al igual que el del croata Drazen Petrovic, también seleccionado ese año y tristemente fallecido en un accidente de tráfico. El genial escolta comenzó a jugar en Portland en el 89, pero dada la competencia decidió emigrar a Nueva Jersey. Allí su trayectoria parecía imparable hasta que un camión se cruzó en su camino. La franquicia retiró su camiseta con el número 3 y tiene un sitio reservado en el Salón de la Fama.
No nos olvidamos tDennis Rodmanampoco de las elecciones que hubo en la segunda ronda, probablemente una de las mejores de todos los tiempos. Ilustres como Rodman, Hornacek o Mark Price fueron elegidos en bajas posiciones y terminaron completando trayectorias más que brillantes. Rodman ha sido uno uno de los jugadores más excéntricos de la liga, aunque al final su baloncesto es lo que le ha llevado a ser miembro del Hall of Fame. Primero en Detroit y luego en Chicago, Rodman ganó varios anillos, fue All-Star y se consagró como uno de los mejores defensores de siempre. Hornacek también rayó a gran nivel primero en Phoenix y luego en Utah. Una constante amenaza desde el triple que jugó en los Jazz en la época dorada de la franquicia, cuando alcanzaron dos veces las finales contra los Bulls. Mientras, Mark Price fue un auténtico icono en Cleveland y hasta la llegada de LeBron era considerado el mejor jugador de la historia de los Cavaliers. Visto lo visto más de uno se tiraría de los pelos.

Por estas cosas siempre se recordará este draft, uno de los más convulsos en la historia de la liga.

 

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *