17 junio 2013 Baloncesto

Ginobili despertó para dar a los Spurs su tercera victoria

El quinto partido de la final de la NBA 2013 se ha jugado esta pasada madrugada, y se lo han apuntado los San Antonio Spurs. Con esta victoria, el equipo tejano toma la delantera en la serie una vez más (3-2) y sigue cumpliendo esa estasdística que dice que nunca, ni por ahora ni en las anteriores finales que ha jugado, ha ido por detrás en el global de una serie.

El hombre de la noche fue Manu Ginobili. Popovich sorprendía sacando al argentino de titular por primera vez en toda la temporada, y el resultado fue excelente. Manudo hizo de todo (anotar, asistir …) y guió a los Spurs durante un primer cuarto en el que dejaron a 13 puntos de distancia a los Miami Heat. Toda una declaración de intenciones que pilló de sorpresa a los de Spoelstra.

Si en el primer cuarto destacó sobremanera Ginobili, en el segundo llegaría el turno de Danny Green. Anotó tres triples consecutivos, batiendo el récord de triples en unas finales de la NBA, y disparando a los Spurs. La salida de Ray Allen ayudó a Miami despegara un poco y maquillaron para antes del descanso lo que era una sangría, dejando el tanteo en 61-52 antes de irse a vestuarios.

Tras el descanso, despertó Lebron James en mnodo salvaje y y tras un parcial de 8-0 los Heat volvían al partido. Era como si el encuentro comenzase de nuevo, aunque en los Spurs seguían on fire los mismos hombres que antes, es decir, Green desde el triple y Ginobili haciendo de todo. Para cuando sonaba la bocina, los Spurs volvían a mandar claramente con 12 puntos de ventaja.

Mimai quedó muy tocado tras los minutos finales del tercer cuarto, y se hundiria definitivamente tras el inicio del último, recibiendo un parcial de 7-0 en contra. Tony Parker y Tim Duncan se encargaban ahora de la anotación y engordaron sus números, aunque Miami iba a maquillar el marcador final gracias a Wade y Lebron, dejándolo en 114-104.

Ganar el quinto partido de una serie y ponerse 3-2 da un alto porcentaje de posibilidades de llevarse el anillo de campeón. Ganar era una obligación además para los Spurs porque ahora la serie viaja de nuevo a Miami. Allí se jugará un sexto partido, y si los Heat lo ganan (que no les queda otra), un séptimo. El desenlace de esta apasionante final está cerca.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 junio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *