2 julio 2010 Baloncesto

Rudy Gay renueva por los Memphis Grizzlies y se convierte en el mejor pagado del equipo

Parece mentira, pero ayer fue 1 de Julio y comenzó oficialmente el mercado de agentes del verano de 2010, ese del que llevamos años hablando y esperando. En el primer día, no hubo noticias transcedentes con respecto a las grandes estrellas, ya saben, Lebron, Bosh, Wade, Johnson, Melo, etcétera, salvo rumores y más rumores sin confirmar y posibles traspasos que aún no se han oficializado. Por tanto, el protagonismo se lo llevaron otros jugadores menos mediáticos de los que ahora tomamos algo en cuenta.

Empezamos por Rudy Gay. El alero finalmente se quedará en los Memphis Grizzlies después que las dos partes se hayan llevado toda la temporada en un constante tira y afloja que no les llevaba a ningún sitio y que se resolvió definitivamente en el día de ayer. Rudy Gay recibirá 80 millones de dólares en los próximos cinco años, una oferta evidentemente irrechazable para este chico de Baltimore, que con 23 añitos, ya ha firmado el máximo y luce contrato de super estrella.


El proyecto de los Grizzlies y la ciudad de Memphis no atraen a los jugadores, y por tanto el equipo tenía imposible el contratar a una estrella importante en el mercado. Así las cosas, no les ha quedado más remedio que echar el resto por mantener a Rudy Gay y darle definitivamente el rol de jugador franquicia, algo que se esperaba que se hiciera más adelante con O.J. Mayo.

También sale bien parado Darko Milicic. El serbio, que está en los Wolves desde febrero tras pasar y estrellarse en Detroit, Orlando, Memphis y Nueva York, ha conseguido ganarse la renovación y obtiene un suculento contrato de 20 millones de dólares en los próximos 4 años, que nadie en su sano juicio hubiese imaginado. Parece ser que en Minesotta están bastante contentos con este 7 pies que tenía un pie más cerca de Europa que de otra cosa.

El serbio podrá hacer pareja interior con su vecino montenegrino Nikola Pekovic, elegido por los Wolves en el draft de 2008 y que ha firmado para dar el salto a la NBA esta temporada tras otro gran año en el Panathinaikos.

Terminamos con un hombre que quiere batir récords: Drew Gooden. El pivot californiano es el culo inquieto de la liga por excelencia y ya ha jugado en 9 equipos diferentes con solo 28 años. Por ejemplo, la temporada pasada la comenzó en Dallas, fue traspasado a Washington y de ahí directamente a los Clippers . Ahora, llega libre a los Milwaukee Bucks, uno de los equipos que más se está moviendo en estos primeros días y que está prácticamente cerrando la plantilla con esta incorporación.

Vía | NBA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *