10 febrero 2017 Baloncesto

Jabari Parker se vuelve a romper los ligamentos

Hay jugadores destinados a hacer grandes cosas que las logran, y jugadores destinados a hacer grandes cosas que no llegan a lo que se esperaba de ello, por diferentes motivos. A Jabari Parker lo podemos meter en este segundo grupo, aunque no por sus condiciones o por su falta de cabeza, sino por culpa de las lesiones que están lastrando una prometedora carrera.

En su año rookie sólo pudo jugar 25 partidos

Parker aterrizó en la NBA como número 2 del draft de 2014, dispuesto a ser desde el primer día la luz de unos Milwaukee Bucks que entonces caminaban a la deriva. Si bien, en su año rookie no pudo demostrar ni la mitad de lo que se esperaba de él, pues a mediados de diciembre se rompió los ligamentos y permaneció el resto de la temporada en el dique seco.

El jugador nacido en Chicago regresó con la nueva temporada 2015-2016 ya comenzada, entrando poco a poco en la dinámica del equipo. Así, durante sus primeros partidos sus registros fueron bajos, pero en la segunda mitad del curso logró batir sus propios registros, llevando su récord de puntos en un partido hasta los 36, para empezar a decir “éste soy yo y ya esto aquí”.

Este curso 2016-2017, con Middleton también ausente por lesión, Parker se quedaba como uno de los principales referentes ofensivos de los Bucks. Aunque el protagonismo se lo robaba el espectacular Antetokounmpo, Parker empezaba a dar claras muestras de lo que podía ser capaz, y a mitad de curso sus promedios superaban los 20 puntos por partido y los 6 rebotes.

Los pronósticos más positivos hablan de al menos doce meses de baja

Pero la mala suerte se ceba especialmente con algunos deportistas, y ese parece el caso de Jabari Parker. De nuevo, el alero de los Bucks se rompía los ligamentos y de nuevo tendrá que estar mucho tiempo apartado de las canchas. Entre la operación, la recuperación y la rehabilitación, se estima que Parker estará un año de baja, por lo que no sólo se perderá lo que resta de temporada sino también la mayor parte de la siguiente.

Y todo justo cuando los Bucks recuperan a Khris Middleton. Parece que en Milwaukee no salen de una y ya están entrando en otra, de ahí que se entienda la irregularidad de un equipo que empezó la temporada arriba en el Este y siendo una de las sensaciones, y que ahora va en caída libre y parece que no va a pelear ni por la octava plaza.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *