3 noviembre 2014 Baloncesto

Jugadores sobrepagados NBA (II)

Continuamos repasando la lista de jugadores que, a nuestro juicio, están sobrepagados en la NBA. Si en la primera parte hablamos de jugadores como Amare Stoudemire, Andrea Bargnani o Tyreke Evans en esta segunda parte analizaremos algunos contratos un poco más discutibles, o al menos más polémicos. Son los casos de Ricky Rubio, Kobe Bryant, Dwight Howard o Chris Bosh. Otros son menos dudosos, casos de Rudy Gay o Steve Nash, quienes han dado un buen sablazo a sus respectivas franquicias.

  • Rudy Gay. Firmó un gran contrato en Memphis y desde entonces no ha convencido en ningún sitio donde ha estado. En Toronto no brilló y por ahora en Sacramento tampoco. Siempre en el punto de mira por su escaso sentido del juego colectivo y sus discutidas elecciones en el tiro. Es su último año de contrato para él después de que ejerciera su opción como jugador. Así, pasará a percibir 19 millones y buscará ganarse otro buen contrato ya sea en California o en otro lugar. Habrá que ver lo que le ofrecen las franquicias, aunque es casi seguro que no llegarán a esas astronómicas cifras.
  • Steve Nash. Un claro ejemplo de la mala gestión que han venido haciendo los Lakers en los últimos tiempos. El canadiense, cuando tenía 36 años, firmó un contrato de 3 años y 27 millones con los de púrpura y oro. Mucho dinero para alguien tan mayor y para más inri las lesiones han sido las protagonistas de su estancia en Los Ángeles. Precisamente esta temporada, su última de contrato, la pasará sin disputar un solo partido debido a una lesión y costará a los angelinos 9 millones de dólares.
  • Kobe Bryant. A pesar de ser un futuro All of Fame y un jugador excepcional, la verdad que el 24 está muy sobrepagado y cobrará esta temporada y la siguiente alrededor de 48 millones (el mejor pagado). Una auténtica salvajada y que va en perjuicio del equipo, que no dispone de masa salarial para poder afrontar otros fichajes que hagan resurgir de las cenizas a la prestigiosa franquicia.
  • Ricky Rubio. Su sueldo va a pasar a ser de estrella (56 millones por cuatro años) cuando todavía no ha alcanzado ese status. Pensemos en jugadores como Kemba Walker o Stephen Curry, que van a cobrar menos que el español y ciertamente no hay comparación hoy día entre ellos. El escalafón salarial de Ricky estaría acorde con el de Calderón, cobrando entre 7-8 millones por temporada. Pero obviamente el de El Masnou vela por sus intereses y si puede conseguir ese dinero es porque su equipo piensa que se lo ha ganado. Esta decisión de los Wolves es un mensaje de confianza y galones para el base, que deberá mejorar su tiro y ser así una amenaza anotadora, algo en lo que todavía no ha destacado.En su haber destacan el número de asistencias por partido y los robos de balón, estadísticas en las que ha ocupado las primeras posiciones estos años. También conviene señalar que la travesía de Ricky por la NBA ha dejado una grave lesión y eso tampoco ha sido sencillo para él, que buscará colarse en el top-5 de bases a corto-medio plazo aun sabiendo que no será nada fácil con tanta competencia en ese puesto (Curry, Paul, Parker, Wall, Walker, Rose, Irving, Lillard…). Ricky tratará de demostrar que no se han equivocado apostando por él firmándole semejante contrato.
  • Miami tiene a partir de ahora otro jugador franquicia, y no es otro que Chris Bosh, quien pasará a cobrar una auténtica fortuna los próximos 5 años (en torno a 115 millones). Decisión discutible la de Miami de ofrecer semejante salario al ala-pivot. Bosh deberá asumir galones y en la medida de lo posible hacer olvidar a LeBron. Ardua tarea, pero muy bien pagada, incluso demasiado. Se le mirará con lupa y sus números tendrían que rondar en torno a los 20 puntos y 10 rebotes por partido para merecer este contrato recién firmado este verano. El tiempo dictará sentencia pero los Heat lo necesitan en su pleno apogeo para ser un equipo competitivo un año más.
  • Para terminar, mencionar a Dwight Howard. Aunque algunos digan que es el pivot más dominante de la NBA (cosa que me siembra dudas), lo cierto es que 21 millones al año para Superman me parecen excesivos para un jugador que en los últimos años ha vivido más de estadísticas individuales que de aportar a sus equipos. Su llegada a Houston suponía que iba a dar un salto de calidad al equipo pero no pasaron de primera ronda en Playoff cuando las expectativas eran altas. Condicones físicas tiene de sobra para dominar la pintura, ahora bien, su actitud y conocimiento del baloncesto dejan mucho que desear. Veremos esta nueva temporada de Howard y sus Rockets, candidatos a ocupar las primeras posiciones del Oeste.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 noviembre 2014
  2. NBA: jugadores sobrepagados (I) 3 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *