24 septiembre 2016 Baloncesto

Kevin Garnett anuncia su retirada

La NBA en su temporada 2016-2017 no contará con alguien al que llevamos viendo más de dos décadas sobre la cancha: Kevin Garnett. El veterano jugador de los Minnesota Timberwolves ha decidido poner punto y final a su carrera deportiva, llegando a un acuerdo con la franquicia para finalizar su vinculación antes de lo que estaba estipulado.

Garnett fue elegido en el puesto cinco del draft de 1995

Garnett llegó a la liga en el año 1995, con 19 añitos, y se va a ir con 40 años, después de jugar 21 temporadas, igualando el récord que ya lograron en su día Robert Parish y Kevin Willis. Le ha dado tiempo a jugar más de mil quinientos partidos en la liga, la mayoría de ellos vistiendo la camiseta del equipo que le eligió en el draft y en el que también ha jugado sus últimos partidos.

Nacido y criado en Carolina del Sur, no pasó por la Universidad sino que llegó directamente desde el instituto a la NBA. Gracias a todo lo que ha demostrado en su carrera, se iba a convertir en el jugador más destacado de esa clase de 1995 pese a salir elegido en el puesto quinto, aunque el premio al rookie del año se lo iba a llevar el número siete, Damon Stoudemire.

La llegada de Garnett, junto con la llegada de Flip Saunders al banquillo, cambió para siempre la historia de los Minnesota Timberwolves. El equipo del norte de los Estados Unidos, por entonces con diez años de historia, nunca antes había jugado playoffs hasta el año sophomore de Garnett, con el ala pívot promediando 17 puntos por partido y liderando un equipo en el que ya estaba uno de sus grandes compañeros, Stephen Marbury.

Su mejor temporada, y la mejor de los Wolves en toda su historia, fue la 2003-2004

Como jugador franquicia del equipo y con un contrato multimillonaria, Garnett hizo historia con la camiseta de los Wolves, batiendo todos los récords de la franquicia y llegando a recibir un premio MVP de la temporada. Sin embargo, le faltó conquistar el premio gordo, siendo las finales de Conferencia de 2004 su tope, en la que sigue siendo la última presencia de los Wolves en playoffs.

La gloria le llegó lejos de Minneapolis. Fue en los Celtics, junto a Ray Allen y Paul Pierce, cuando conquistó el anillo de campeón en el año 2008. Tras seis temporadas con la camiseta verde, buscó un último intento en el millonario y a la vez fallido proyecto de los Brooklyn Nets, antes de regresar a su casa, a los Timberwolves, para jugar sus últimos partidos y tomar el mando de la franquicia, ya de otra forma y no en la cancha.

Sin duda alguna, esta temporada que comenzará aproximadamente en un mes será muy diferente para aquellos que llevamos siguiendo muchos años la NBA. No estará Tim Duncan, no estará Kobe Bryant y ahora nos toca asumir que tampoco estará otra de las grandes estrellas de este universo, amada y odiada a partes iguales, Kevin Garnett.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *