3 abril 2015 Baloncesto

Sim Buhllar será el primer jugador de origen hindú en la NBA

La conquista del mercado indio es uno de los próximos objetivos de la NBA en su expansión global. Y para adentrarse en un país sin tradición por el baloncesto qué mejor que hacerlo ofreciéndoles un aliciente: el primer jugador de origen indio en jugar en la gran liga estadounidense. Se llama Sim Buhllar y los Sacramento Kings son los que han tenido el detalle de contratarle.

El fichaje de un jugador por diez días, a poco de que termine la temporada y por un equipo ya sin opciones a playoffs no levantaría ninguna expectación. Pero, en el caso de Buhllar, está el detalle de su origen indio, de su ascendencia ya que no es ni siquiera nativo de allí: el jugador, de 22 años, nació en Toronto y por tanto tiene nacionalidad canadiense, hasta ha jugado con la selección de este país.

Con 226 centímetros de altura, Buhllar inevitablemente llamó la atención durante su etapa en el instituto y su etapa universitaria. Después de ganar dos veces el MVP de la Western Athletic y de meter a la Universidad de Nuevo México en el torneo estatal, y a pesar de su imponente figura, Buhllar pasó de largo por el draft, lo que supuso una tremenda decepción.

Por suerte para él, los Kings lo reclutaron y, después de jugar, poco eso sí, en las ligas de verano, y de ser firmado y despedido sin jugar, acabó en un equipo de la Liga de Desarrollo, Reno Bighorns. De ahí, tras jugar 39 partidos con unos promedios de 10’3 puntos, 8’7 rebotes y más de 3 tapones a una media de 26 minutos por partido, le llega, parece que ahora sí, la oportunidad de debutar.

Detrás de este fichaje, evidentemente, hay razones superiores a las deportivas, pues no en vano Buhllar, con sus 160 kilos de peso, va a parecer que juega a cámara lenta al lado de los jugadores de la NBA. Todo es obra de Vivek Ranadive, propietario de los Kings y natural de Bombay. El empresario quiere su equipo aterrice lleno en el mercado mediático de su país y Buhllar puede que sea la llave de entrada.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *