3 julio 2010 Baloncesto

Paul Pierce y Steve Blake han sido los protagonistas del segundo día del mercado de agentes libres de 2010

Día 2 del mercado. Lebron James sigue de reunión en reunión e incluso recibe ofertas de risa. Rumores apuntan que el futuro de Amare Stoudamire está en los New York Knicks, pero no hay nada oficial. Oficial sí es la renovación de Paul Pierce con los Boston Celtics hasta prácticamente el final de su carrera y la contratación de Steve Blake por los Lakers, un base libre que llega desde los vecinos Clippers.

Toda una vida como Celtic va a pasar Paul Pierce. El capitán de la franquicia de Massachusetts ya luce 32 años en su DNI pero todavía tiene baloncesto para rato y renovará por cuatro temporadas en las que llegará a percibir 61 millones de dólares. Pierce había renunciado a una opción de 21 millones por una extensión de contrato de un año para convertirse en agente libre, y ahora acepta una oferta menor. Una maniobra un tanto extraña en la que Boston sale ganando. ¿Quizá será amor a los colores?.


También va a continuar Doc Rivers, el entrenador, pese a los rumores que hablaban de su vida. Junto a Rivers y Pierce, Boston quiere alargar la gallina de los huevos de oro más tiempo aún y pretende también renovar a Ray Allen para mantener su famoso Big Three, que ya suman más de 100 años en su haber. Así que la renovación total alrededor de la figura de Rajon Rondo, el paso lógico que se debe dar en Boston, de momento ni se habla.

En los Lakers también ha habido novedades. Ya os contamos que Phil Jackson continuará al frente del equipo mientras su salud le deje estar ahí, pero hay algunos jugadores de la rotación de banquillo que terminan contrato y que no seguirán con los de púrpura y oro. Así, el alocado base Jordan Farmar es uno de ellos, pero en Los Ángeles le han encontrado un sustituto muy cerquita, Steve Blake, ex de los Clippers. De 30 años, Blake compromete sólo 16 millones en los próximos 4 años.

El ex compañero de Rudy en los Blazers es un base muy del gusto de Phil Jackson. Primero, porque no desentona mucho en defensa, y segundo porque en ataque no va a jugarse muchos tiros. Buen lanzador de 3, el base floridano soltará el balón a los buenos y esperará en la esquina su oportunidad, como hacía con Brandon Roy en Portland o con Byron Davis en los Clippers, y como suele hacer Derek Fisher. Personalmente, creo que L.A. gana con la llegada de este jugador.

Vía | NBA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 julio 2010
  2. NBA: Nowitzki acepta el ofertón de los Mavericks para seguir en Dallas 4 años más 4 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *