18 enero 2016 Fútbol americano

greenbay-arizona

El fin de semana de rondas divisionales en la NFL dejó como representantes de la AFC a New England Patriots y Denver Broncos que vencieron en casa a Kansas City Chiefs y Pittsburgh Steelers con gran soltura los primeros y algo de suerte los segundos mientras que por la NFC estarán los todopoderosos Carolina Panthers y unos Arizona Cardinals que sufrieron para vencer en la prórroga a los Green Bay Packers

New England Patriots se aseguró el pase a la final de conferencia al derrotar a unos valerosos Kansas City Chiefs que no pudieron poner en apuros a Brady en ningún momento y que no consiguieron anotar con frecuencia ni encontrar a Travis Kelce en el ataque.

Tras todas las dudas acumuladas en diciembre los Patriots se presentaban con Edelman, Amendola y Gronkowski de vuelta en el primer drive del partido. El resultado fue un TD de Gronkowski tras un drive magnífico de ocho jugadas sin carreras que amedrentaban a los Chiefs.

La respuesta de Kansas City sería un drive bastante serio, lleno de primeros downs con Alex Smith buscando el pase seguro pero que acabaría con el escaso rédito de tan solo tres puntos tras comerse casi todo el primer cuarto. New England volvía al ataque pero sin embargo parecían haber perdido la chispa de la primera posesión y los drops de Edelman y Amendola lastraban el ataque, mientras los Chiefs seguían gastando reloj sin sobrepasar a la secundaria rival.
Tuvo que ser el propio Brady el que espoleara definitivamente a los Patriots con una carrera de 10 yardas que a punto estaría ser TD pero que el número 12 convertía en anotación en la siguiente jugada con un sneak perfectamente ejecutado. Los Chiefs intentaban animarse pero de nuevo tenían que conformarse con un field goal antes del descanso que aun así les daba opciones con el 6 – 14 en el marcador al recibir en la segunda parte.

Sin embargo, un fumble de Davis le devolvió la posesión a unos Patriots que habían olido la sangre y que no dudaron en hacer pagar el error al rival con otro pase de TD a Gronkowski. Aun así los Chiefs se negaban a rendirse tan pronto y consiguieron anotar con ese ataque característico de pases cortos que culminaba Albert Wilson tras seis minutos de drive.

Pero de nuevo cuando más cerca estaban los de Andy Reid, dos field goals de Gostkowski sin respuesta por parte de Kansas elevaban la diferencia a 14 puntos con 10 minutos por jugarse. Alex Smith sería incapaz de mover las cadenas y los Chiefs perdían la posesión en turnover on downs a pesar de una intercepción de Harmon que sería revocada. La mala gestión de los Patriots, que denostaron la carrera durante todo el partido, le daba no obstante otra oportunidad a los de Kansas que aunque acababan anotando en una carrera de Charcandrick manejaban aun peor el reloj que su rival y consumían más de 5 minutos sin usar sus tiempos muertos.

Con menos de un minuto por jugarse, Brady conseguía un primer down rocambolesco a Edelman que bien podía haber acabado en intercepción pero que acababa con el sello de la victoria para unos Patriots que encadenan cinco finales de conferencia consecutivas.

En el otro partido del sábado los Cardinals ganaron a los Packers en la prórroga en un partido que Aaron Rodgers estuvo a punto de ganar prácticamente solo pero que un espectacular encuentro de Larry Fitzgerald acabaría decantando para los de Arizona.

El partido comenzaba muy de cara para el conjunto dirigido por Bruce Arians con los Packers incapaces de proteger a un Rodgers que encima veía como Randall Cobb, su mejor receptor disponible, tenía que retirarse por una lesión en el torso. Los Cardinals se adelantaban con un pase milimétrico de Carson Palmer a Floyd y a punto estuvieron de aumentar la ventaja con una intercepción para retorno de Patrick Peterson que al final fue revertido por una falta anterior.

Aun así, ninguno de los dos equipos se mostraba cómodo. Green Bay solo conseguía anotar a base de field goals con un partido horrendo de su OL mientras que la defensa de Wisconsin se mostraba superior por muchos momentos al ataque de Arizona. Con 6-7 se llegaba al descanso y los Cardinals asestaban un golpe de efecto al interceptar a Rodgers tras pocas jugadas. Sin embargo, Green Bay devolvía la intercepción a través de Clinton Dix y una carrera de 60 yardas de Eddie Lacy dejaba a las puertas a los Packers que sumaban su primer touchdown con un pase de Rodgers a Jeff Janis.

A los Cardinals les entraba el miedo en el cuerpo de sobremanera y a Carson Palmer se le encogía el brazo, tal así que Randall interceptaba en la Endzone un pase a Brown cuando parecía que Arizona se podía poner por encima de nuevo. Sin embargo, Arians repondría a los suyos del bajón y con un excelente drive que culminaba Floyd y un field goal se ponían 13-20 arriba.

Con menos de dos minutos por jugar las opciones de los Packers parecían remotas cuando se jugaban un cuarto down y 20 en su yarda cuatro. Pero Rodgers es demasiado Rodgers y un pase de 60 yardas a Janis mantenía vivo un drive que el QB culminaba con un Hail Mary al propio Janis para mandar el partido a la prórroga.

Sin embargo, la suerte caería del lado de los Cardinals en la elección de campo y una magnífica acción de Fitzgerald recorriendo más de 60 yardas dejaba el partido en bandeja para que Palmer sentenciara volviendo a encontrar al wide receiver en la endzone y certificar el pase a la final.

Mucho menos interesante fue el encuentro entre los Panthers y los Seahawks ya en el domingo. Los Panthers se pusieron 31 puntos arriba en la primera parte con unos Seahawks inoperantes que ni protegían a un Wilson que completó dos intercepciones en media hora, ni paraban el ataque de Cam Newton. No obstante, tras el descanso el equipo de Pete Carrol conseguía anotar 21 puntos seguidos sin respuesta y ponerse a 7 tras un field goal pero la defensa de Carolina se mantenía suficientemente regia en el emparrillado agotando el tiempo y recuperando el onside kick que era la última esperanza de unos Seahawks que no estarán en la SuperBowl por primera vez en tres temporadas.

Con más igualdad pero con una carencia alarmante de espectáculo ganó Denver a Pittsburgh en el que la mayor parte de la anotación vino por vía de 6 fieldgoals. No obstante Pittsburgh estuvo casi todo el partido por delante gracias a los pases profundos de Big Ben y el TD de carrera de Toussaint, pero un fumble del mismo en el último periodo permitió al grandísimo juego de carrera de los Broncos hacer el trabajo que Manning no fue capaz y por medio de un TD de CJ Anderson y la conversión de dos puntos de Thomas dio el partido a los de Colorado

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *