9 noviembre 2017 Tenis

En el Next Gen veremos cambios en el reglamento del tenis

En Milán, en las pistas de Fieramilano, se está jugando un torneo llamado Next Generation ATP Finals, o simplemente Next Gen. Se trata de un torneo que mide las fuerzas de los ocho mejores jugadores del circuito, eso sí, menores de 21 años, y que se juega al formato de las ATP Finals, con dos grupos y luego semifinales y final.

Más allá de saber quién es el campeón de la generación de tenistas que se viene y de ver a estos en acción, existe un interés para seguir de cerca este torneo. Y es que en él la ATP ha decidido hacer una serie de cambios y evoluciones en el reglamento, quien sabe si como prueba para, verdaderamente y en un futuro, llevar estos cambios al tenis y transformar así un juego que, más allá de evoluciones técnicas, apenas ha cambiado realmente con el tiempo.

La mayoría de los cambios vienen dados para acelerar los partidos y que estos no se alarguen durante tantas horas. Con esto se quieren fomentar básicamente dos cosas: la primera, el que se tenga más o menos una estimación de cuanto puede durar como máximo un partido de tenis, y así que los horarios de los torneos sean más fidedignos, y la segunda, el espectáculo y el show.

Las nuevas reglas a prueba en el Next Gen

  • Los partidos serán al mejor de cinco sets pero los sets no serán al mejor de seis juegos, sino al primero que llegue a cuatro juegos. En caso de empate a tres, habrá directamente tie break.
  • Igualmente, cuando en un juego en concreto haya empate a 40 no habrá deuce o iguales. Directamente el ganador del juego se decidirá en el siguiente punto en juego, sin las ventajas de antes.
  • Tampoco habrá let. Es decir, si el saque golpea la red y entra dentro del cuadrado correspondiente contará como fallo y el sacador no tendrá la opción de repetir. Además, se le reduce el tiempo de saque a 25 segundos y esta vez habrá un reloj que lleve ese tiempo, por lo que será igual para todos.
  • Hay más reducciones: el calentamiento será de sólo cinco minutos, y un reloj marcará esa cuenta atrás desde que los jugadores entran en pista. También se reducen las visitas médicas y la posibilidad de hablar con el entrenador.
  • El ojo de halcón no será un recurso, sino el juez del partido. Sólo habrá un juez de silla, se eliminan todos los jueces de línea y por tanto será un sistema electrónico el que dictamine y cante que la bola se ha ido fuera.

¿Qué os parecen estas innovaciones? ¿Útiles, necesarias, o sois más bien partidarios del reglamento que conocemos? ¿Os gustaría ver alguna de ellas en funcionamiento ya en el circuito ATP para 2018? Esperamos vuestras opiniones.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *