20 agosto 2012 Fútbol

Óliver Torres se estrenó en Primera División ante el Levante

Nacido en Navalmoral de la Mata, un pueblo de la provincia de Cáceres, aquel chico de 13 años llamado Óliver, como la famosa estrella futbolera de los dibujos animados, llegaba a Madrid para formar parte de la cantera del Atlético de Madrid. En su mente comenzaba ya a fraguarse el sueño de debutar con el equipo rojiblanco y de jugar en Primera División.

Ese sueño se hizo realidad ayer, cuando el mister, Simeone, le dio entrada al campo en el minuto 62 de partido. Le dio la responsabilidad de intentar cambiar el signo del partido ante el Levante que estaba empatado a 1 gol. No lo cambió y el marcador siguió igual, pero eso es lo de menos. Lo de más es que la perla de 17 años ya jugaba sus primeros minutos con el Atlético en Primera División.

Óliver nos maravilló a todos dirigiendo a la selección española sub 19 que conquistó el Europeo este verano en Estonia, pero al Cholo Simeone ya lo había maravillado antes. Las virtudes de este chico que jugaba en el equipo juvenil no pasaron desapercibidas para el técnico argentino, que ya lo incluyó en varias convocatorias el año pasdo, aunque no lo hizo jugar.

Calidad, visión de juego, pero también sacrificio son las cualidades de este chico que juega de centrocampista, y al que hemos visto desenvolverse bien si le toca hacer de mediocentro o si le toca hacer de mediapunta. Por eso, la gente no se pone de acuerdo a la hora de compararlo con una gran estrella. Hay quien dice que tiene maneras de Xavi por sus pases al hueco, hay quien piensa que tiene maneras de Iniesta por su forma de conducir el balón.

La joven estrella se ha convertido en la esperanza de una afición colchonera que el año pasado disfrutó del talentoso Diego Ribas y que éste año va a echar de menos un jugador así. Óliver podría ser ese hombre , pero todavía es un niño como aquel que dice, y quizá sea demasiado pronto para echarle encima el peso de cargar con un club como el Atlético de Madrid. Hay que tener paciencia pues, y antes que exigir, recordar que sólo tiene 17 años y que ha saltado al primer equipo casi sin pisar el filial.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *