3 septiembre 2013 Fútbol

Mesut Ozil en su última pretemporada con el Real Madrid

Ayer a medianoche se cerraba el mercado veraniego de fichajes, y como siempre, varios equipos dejaban para el final, para el último minuto, lo que han tenido varios meses para hacer. Este año, como novedad, hemos visto a grandes equipos como Real Madrid o Manchester United que, pese a su poder económico, han sido los protagonistas de un día normalmente reservado a equipos pequeños que apuran hasta el último segundo en busca de gangas.

El bombazo del cierre de mercado ha sido la venta de Mesut Ozil. El alemán había comenzado la pretemporada como titular indiscutible pero primero Isco y luego Di María le habían ido ganando terreno, a lo que hay que añadir la llegada de Gareth Bale. Excesiva competencia para un jugador acostumbrado a ser titular, a ser importante, y que ahora tenía miedo a sentirse apartado.

Por eso, Ozil quería marcharse y puede que por otros motivos el Real Madrid haya aceptado tal cosa, aunque a buena parte de la afición no le parece en absoluto un buen movimiento vender al alemán. El Arsenal inglés será el nuevo equipo donde podemos disfrutar del fútbol del jugador alemán, gracias a los 45 millones de euros más variables que han pagado. Sin duda, el fichaje del verano en las islas británicas.

La salida de Kaká también se fraguó en el día de ayer. El brasileño declaró hace pocos días que quería dejar el Real Madrid, y el equipo, que ya llevaba un par de años con ese deseo, no puso ninguna pega. Más bien al contrario, después de los 65 millones que se pagó hace cuatro años al Milan por este futbolista, ahora se lo regalan, previa rebaja de los 11 millones de euros de sueldo que cobraba el jugador.

Durante toda la noche se habló de la marcha de Fabio Coentrao y la llegada de Guilherme Siqueira, pero al final no se concretó ninguna operación. Aunque muchos medios lo dieron por hecho, Coentrao no jugará en el Manchester United y sí en el Real Madrid, y Siqueira no jugará en el Real Madrid y sí en el Benfica, cedido por el Granada a falta de que la FIFA de por válido el acuerdo.

Así que el United, que se llevó todo el día buscando un lateral izquierdo, se quedó sin él y sólo incorporó al centrocampista Fellaini, del Everton, por 28 millones de libras. Durante todo el día se habló de que los reds iban a pagar la cláusula de Ander Herrera, pero según el club inglés los hombres que negociaron en España el fichaje del jugador no tenían nada que ver con ellos, eran impostores. Surrealista.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Premier League 2013-2014: repasamos los numerosos fichajes en el ‘deadline day’ 3 septiembre 2013
  2. Bitacoras.com 3 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *