16 diciembre 2016 Dakar

Joan Barreda Bort

Una de las pruebas más duras del mundo de la competición está a punto de empezar, el Rally Dakar, está a las puertas de su edición 2017, así que es mucha la expectación en la competición sobre cuatro y dos ruedas, así que todos los ojos puestos en un año que no tenemos a un favorito claro en ninguna de las categorías que disputarán esta prueba.

En estos momentos todos los pilotos y equipos se están preparando físicamente, técnicamente y mecánicamente para una edición 2017 que se espera de lo más complicada y extrema, siendo uno de los puntales de cada edición el aumentar la seguridad y protección entre los participantes. Por ello, la equipación en los pilotos es básica para poder participar con garantías, siendo en los pilotos de dos ruedas, los cascos de moto, uno de los pasos más importantes para iniciar la aventura, ya que toca ir bien protegido en cualquier situación y condición, buscando al mejor compañero de casco para este tipo de reto.

Joan Barreda en el Dakar

También se debe ir bien protegido en los ojos, manos y con buenas chaquetas de moto, ya que hay condiciones de todo tipo, desde momentos de frío extremo a calores increíbles, toca soportar unas condiciones al límite durante la prueba en general. Estas protecciones son básicas para poder minimizar los daños en la medida de lo posible en caso de sufrir una caída o de sufrir condiciones inesperadas.

El protector cervical, que ha salvado muchas vidas desde que se introdujo en el Dakar en 2007, está fabricado en fibra de carbono para aportar ligereza y va anclado el peto del piloto, por debajo de la chaqueta, siendo su función principal es proteger el cuello y evitar que el efecto latigazo produzca lesiones cervicales. El neck brace impide que el cuello se estire demasiado hacia delante y que en el retroceso se flexione peligrosamente hacia atrás y se facturen las vértebras. También se protege el pecho y los hombros con protecciones, al igual que espaldera y coderas.

Cerrando la equipación completa con las rodilleras ortopédicas y las botas, que deben ser rígidas pero que se ajusten a la perfección y sean cómodas, ya que tiene que pasar muchas horas encima de la moto, y toca ir protegido y cómodo para poder luchar en cada situación y durante todos los días que dura la competición.

Foto | Joan Barreda

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *