9 junio 2008 Eurocopa, Fútbol, Noticias

podolski.jpg
El jugador del Bayern de Munich, nacido en Gliwice (Polonia) el 4 de junio de 1985, acaba de cumplir 23 años, se convirtió en el verdugo de su país de nacimiento al anotar los dos goles que le dieron la victoria a Alemania en la primera jornada del grupo B.

Podolski, que ocupaba el puesto de medio izquierdo, se convirtió en un inesperado goleador al aprovecharse de su facilidad para llegar al área y de su instinto anotador. Esta temporada en el Bayern de Munich fue un habitual de las alineaciones, aunque en la mayoría de las ocasiones saliendo desde el banquillo. Sin embargo Joachim Löw confió en él desde el principio y no se equivocó.

Alemania fue Alemania, sólidos en defensa y letales en ataque, donde aprovechan como nadie los errores de los contrarios. Polonia salió con la defensa demasiado adelantada y lo pagó con el primer gol. Antes habían fallado un dos contra uno Klose y Mario Gómez, pero a la segunda no perdonaron y en otro dos contra uno se pusieron por delante en el marcador.

Polonia no le perdía la cara al partido pero un enorme error defensivo en el segundo tiempo significó el segundo gol de Alemania y el final del partido. Una vez más los polacos siguen sin ganar a sus vecinos germanos. Una selección alemana que comienza a calentar motores y que, creo, tiene mucho más potencial del que demostraron en el partido de hoy.

En el otro partido del grupo B Croacia venció a la otra selección anfitriona, Austria, por 0-1 con gol de Modric al transformar un penalti en el minuto 4. Después los croatas se dedicaron a sestear en lugar de ir a por el segundo gol y casi lo pagan muy caro ante unos austríacos que sólo tienen voluntad. Esperaba algo más del los croatas, sobre todo después de ponerse por delante tan pronto en el marcador, pero optaron por la vía del mínimo esfuerzo. Veremos como rinden ante Alemania y Polonia, aunque me da la impresión que pueden ser capaces tanto de lo mejor como de lo peor. A ver que Croacia aparece en el resto del campeonato.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *