21 junio 2017 Tenis

Murray cae en Queens

El número uno del mundo, Andy Murray parece seguir en esa recta cuesta abajo en la temporada 2017 tras una segunda parte del 2016 donde brilló al máximo nivel ganando todo lo que disputó después del Abierto de Estados Unidos en pistas rápidas incluyendo la Copa de Maestros de Londres, éxitos que lo llevaran al máximo puesto de la clasificación.

El momento del escocés semeja al del serbio Novak Djokovic. Ambos lucen muy erráticos, perdiendo ante rivales con los que hace un año habría sido imposible y lo peor de todo es que no se ven visos de mejora a corto plazo. Algunos expertos consideran que en el caso de Murray la vorágine de los últimos meses del 2016 le han restado físico, otros que el llegar a la cúspide le quitó el incentivo pero algunos afirman que el debut como padre hace unos pocos meses ocupa su mente más que el tenis.

‘Muzza’ que defendía esta semana 500 puntos en el torneo de césped de Queen’s y que no lo podrá hacer debido a su inmediata eliminación por el número 90 del ránking, el australiano Jordan Thompson en sets corridos, se ve ahora con la necesidad de buscar levantar cabeza sea como sea ante el reto de revalidar el título en Wimbledon, ya que en caso de mantenerse la tendencia – y Rafa Nadal hacer una gran campaña en la Catedral – el balear empezará a respirarle en la nuca en la disputa del puesto de privilegio de la ATP.

El británico ha reconocido que con el nivel que lleva tiene pocas posibilidades de retener su corona en Wimbledon el próximo mes, en especial si juega de la manera que lo hizo ante Thompson en la primera ronda del Campeonato Aegon. Fue el peor revés de Murray en hierba desde que cayera ante el ya retirado Mardy Fish en Queen’s en 2010.

“Este torneo me ha dado una gran preparación en el pasado. Cuando lo he hecho bien aquí, Wimbledon ha tendido a ir bastante bien, también. Pero, si juego así, ciertamente no ganaré Wimbledon. Puedo jugar mejor que eso.”

admitió Murray.

Una de las teorías que ha tomado más peso para explicar el momento del número uno es que sus prioridades descansan hoy por hoy en su debut como padre. Como se sabe, la esposa de Andy, Kim, dio a luz a su primer hijo, Sophia, el pasado 7 de febrero.

“La vida acaba de cambiar para él y sólo está tratando de recuperar el impulso, pero por el momento esto le está costando. No ha jugado mucho tenis este año. Parece cansado y emocionalmente agotado, pero es algo que nunca, nunca podríamos decir que Andy puede perder un partido por falta de resto físico. Tiene a su familia en Miami, después de haber tenido tres hijos yo misma, sabes que si hay un bebé en casa no puedes alejarte de él y si está llorando por la noche, tu sueño va a ser un poco interrumpido. Probablemente está un poco más agotado en todas las áreas y de repente hay mucho más por lo que pensar que solo en la cancha, así que definitivamente creo que le ha afectado la paternidad”.

comentó Annabel Croft una ex número uno del tenis británico

En lo que va de la temporada, el escocés solo ha ganado en Dubai y alcanzó final en Doha así como semifinales en Roland Garros. Considerando lo que se viene para él en lo que resta del tour 2017, es probable que el reinado de la ATP termine pronto porque no solo en Wimbledon defiende 1000 puntos sino que como ya se comentó tras Flushing Meadows deberá revalidar prácticamente todos los títulos importantes de la recta final del año – entre ellos el Torneo de Maestros de Londres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *