4 enero 2013 Tenis

Reloj-Open-Australia

Seguro que los buenos aficionados al tenis conocéis bien que el reglamento recoge una regla que controla el tiempo máximo que un jugador puede emplear desde que acaba un punto hasta que pone en juego el siguiente. Como aficionados seguro que también sabéis que esa regla se aplica con mucha laxitud y que rara vez se daba un aviso a un jugador por ese motivo pero parece que las cosas van a cambiar esta temporada y que la polémica sobre la regla ya está servida así que nos gustaría saber vuestra opinión sobre este asunto.

Con el comienzo de la temporada la ATP ha empezado a aplicar la regla de forma estricta y permite tan solo 25 segundos desde que termina el punto hasta que el jugador sirve el siguiente. 25 segundos parece tiempo suficiente pero ya conocéis que muchos jugadores comienzan su liturgia de pedir la toalla, secarse, pedir bolas y quedarse con las mejores o dar infinitivos botes con el objetivo de concentrarse, pensar bien el siguiente punto y también en ocasiones como táctica para tranquilizar un poco el juego si así les conviene.

Estas manías de las que especialmente pecan jugadores como Nadal o Djokovic van alargando cada juego y entre eso, y su calidad en los intercambios, salen partidos como el del último Open de Australia, la final de un grand slam más larga de la historia con casi 6 horas de juego, una bendición para muchos aficionados pero un dolor de cabeza para organizadores y televisiones que no saben cuanto tiempo reservar para emitir un partido de esta índole.

Para mitigar este problema la ATP ha comenzado el año pidiendo a los jueces de silla que sean estrictos y que cuando pasen exactamente 25 segundos entre punto y punto canten un warning al jugador. La regla ya se está aplicando por ejemplo en el ATP de Doha donde ha habido casos curiosos como el del juez que pitó un warning a Feliciano López cuando ya había iniciado su movimiento de saque así que las primeras voces discordantes como la de David Ferrer o Gael Monfils no han tardado en llegar:

No se puede ser tan estricto. No puede ser todo tan cruadriculado. Ya se sabe quién tarda y quién no. Lo que no puede ser es que juegues con calor extremo, hagas un ‘rally’ de golpes y porque tardes 27 segundos te piten ‘warning’

Como veis los jugadores no están en contra de la norma pero quieren una aplicación razonable de la misma sin el corsé de un reloj. En caso contrario, parece que la polémica está servida de cara al próximo Open de Australia porque en los grand slams el tiempo pasa de 25 a 20 segundos.

Allí los jugadores se reunirán y hablarán de este tema y veremos que opina por ejemplo el número 1 del ranking, uno de los que más afectados se verían por la norma. ¿A vosotros qué os parece? ¿Estáis a favor o en contra? ¿Haríais algún cambio? Leemos vuestra opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *