28 agosto 2017

mantenimiento-moto

En nuestro país hay muchos aficionados a las dos ruedas, tanto a la alta competición como al uso propio, ya que las motos enganchan, se crean vínculos, conoces gente y ruedas a los mandos de tu máquina por las carreteras más increíbles.

Pero para poder disfrutar sin ninguna incidencia, las motos tienen que llevar su mantenimiento, sus controles y así tenerla a punto para cualquier momento en el que salir a rodar sea tu gran planazo del fin de semana. Así que es muy importante seguir los tutoriales de mantenimiento de la moto y todos los consejos que desde los talleres, tiendas y profesionales dan al respecto.

Ahora tocará poner a punto la moto para el otoño-invierno, ya que las configuraciones y cuidados cambian en relación a la temporada, aunque hay básicos que siempre tienen que estar al día, como es la revisión del aceite, incluido el aceite de la horquilla, que nos ayuda a que la máquina tenga una amortiguación mejor; el cuidado de las pastillas de freno, ya que cuando a las pastillas le queden 2 milímetros o menos de la parte activa, es aconsejable que hagáis el cambio.

También es muy importante vigilar los neumáticos, que no haya ningún hueco, grieta o rotura, o algún tipo de elemento clavado que pueda estar afectando el funcionamiento del mismo. La cadena es otro elemento vital de la máquina, se tiene que mantener tensa y con grasa, aunque tiene una alta resistencia, siempre se debe hacer un control para ver si su condición. Si se necesitará cualquier tipo de cambio, siempre es aconsejable dejarse guiar por la tienda de recambios para motos, con la que tengamos más confianza.

mantenimiento-moto-2

Otro punto a tener vigilado es la batería de nuestra moto, normalmente suelen tener una vida aproximada de dos años, después de ese tiempo es recomendable cambiarla, pero siempre bajo la consulta a tu taller mecánico, y ahora que viene el invierno se tiene que controlar más y sobre todo ver que carga la mantiene activa, para prevenir que pueda fallar con las bajas temperaturas.

De manera externa, las luces e intermitentes tienen que estar en pleno funcionamiento, se tienen que ver, deben dar esa visibilidad necesaria para la noche, y también para que el resto de conductores sepan cual es nuestra intención, por lo tanto es muy importante que esté a pleno rendimiento.

Es sencillo mantener con la puesta a punto, si día a día, la vamos controlando, aunque es evidente que toda moto tiene que pasar sus revisiones con profesionales de talleres mecánicos, y como siempre es aconsejable visitarlos al menos de manera anual, y así poder mantenerla en un gran estado de forma. También se ha comprobado que las máquinas que duermen en parking tienen unas condiciones mucho mejores que las que no tienen ese techo, es evidente los motivos, pero no todo el mundo puede hacerse cargo, si no se puede, entonces se tendrá que controlar mucho más el estado de todos los puntos clave de nuestra máquina.