17 marzo 2008 Fútbol

armando.jpg

La Jornada 28 de 1º División deja al Real Madrid líder con 7 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el F.C. Barcelona. La historia comenzó el sábado. El Madrid viaja a A Coruña, no se si serán la meigas pero la cuestión es que el Madrid lleva ya 17 años sin conseguir una victoria en Riazor. El sábado ocurrió lo mismo. El Madrid perdió 1-0 con gol de Pepe en Propia meta.

Pero el Barsa se hizo oídos sordos ante esta sensacional oportunidad de engancharse a la Liga y desaprovechó esta oportunidad de oro con un pobre empate a dos ante el Almería. Parece que ni uno ni otro quiere dar la puntilla definitiva a la liga y se andan jugando al gato y al ratón.

Pero que se anden con cuidado, sobretodo el Barcelona, Porque el Villarreal viene muy fuerte desde atrás. ayer ganó 2-0 al Zaragoza y se ha situado a dos puntos de los culés y a nueve del Madrid. Ojo con el submarino amarillo.

Y en la lucha por las posiciones europeas nadie cede, ya que ayer el Atlético derrotó al Levante 3-0, con un fantástico Forlán. El Sevilla sigue con su racha ascendente y ganó al Valencia 1-2, con dos goles de Luis Fabiano que ya suma 22. Y el Espanyol, con un gol en el último minuto de Luís García venció al Mallorca por 2-1 y vuelve a la lucha por Europa.

En cuanto a la zona baja, el Murcia se hunde un poco más tras su derrota por 4-2 ante el Recreativo de Huelva que toma un poco de aire. Mientras que Valladolid y Osasuna firmaron unas tablas (0-0), que dejan a los dos equipos a las puertas del abismo.

Y para finalizar hay que comentar dos sucesos lamentables que han puesto la notas negativa a la Jornada. En primer lugar, el botellazo que Armando, portero del Bilbao, sufrió en el Ruiz de Lopera. Este incidente hizo que se tuviese que suspender el partido cuando el Betis perdía 1- 2 ante el Athlétic. Y la otra nota negativa se la tenemos que dar a Toño, portero del Racing, ya que al encajar el segundo gol que le daba la victoria al Getafe (2-1 finalmente), perdió los nervios y se lío a patas y puñetazos con todos los que estaban a su alrededor. Una tontería que le va a costar muy cara, ya que se perderá la semifinal que su equipo disputa, precisamente ante el Getafe.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *