2 mayo 2017 Fútbol

Monchi afronta un nuevo reto en la Roma

La Roma ya tiene a su fichaje estrella para la próxima temporada. No es ni un jugador ni un entrenador, sino un director deportivo, Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi. El equipo italiano ya anunció la llegada del isleño apenas días después de que éste cerrara, definitivamente, su salida del Sevilla Fútbol Club, el club de toda su vida.

Ésta será la primera experiencia de Monchi fuera de Sevilla

Y es que, exceptuando sus inicios en el San Fernando, el club de su ciudad natal, Monchi ha desarrollado toda su carrera en el Sevilla. Portero de profesión, llegó al club de la capital andaluza en 1998 para jugar en su filial, saltó al primer equipo en 1990 y allí permaneció hasta la campaña 1998-1999, en la que colgó las botas y los guantes. Hombre de club, se quedó en la casa como delegado de campo, hasta que ascendió al papel de director deportivo donde ha alcanzando un éxito notable.

Ciertamente, no se puede negar que hay un Sevilla antes de Monchi y otro después. El equipo andaluz, que no pasaba por su mejor momento ni deportivo ni económico ni social, se ha transformado completamente y ahora es un club saneado, con una afición que cumple como pocas con la expresión de “jugador número 12, y con las vitrinas llenas de títulos inimaginables por entonces para esa afición.

Ahora sin embargo, asume un reto completamente diferente. Para empezar, primero, por el cambio que supone dejar Sevilla, la ciudad y el club para el que ha dedicado prácticamente treinta años de su vida, y marcharse a Roma. Segundo, porque la Roma es un club que poco tiene que ver en cuanto a potencial económico y social con el Sevilla que se encontró Monchi, así que el target de jugadores es otro. Y tercero, por la presión, porque los capitalinos son un equipo ávido de títulos (más de 15 años sin ganar la Serie A y diez sin levantar otro título) y Monchi ya no es un desconocido sino el referente en esto de la dirección deportiva.

La primera temporada de Monchi en Roma será la primera sin Totti

Así pues, se van a esperar grandes cosas de Monchi en una Roma que la próxima temporada será totalmente distinta porque ya no tendrá a Francesco Totti sobre el terreno de juego. El hombre que más veces ha vestido la camiseta giallorossi y el que más goles ha metido con ella ya no estará, y eso per se supone un cambio sustancial, un vacío que Monchi debe intentar llenar construyendo un equipo a la altura de una exigente afición.

La primera piedra de ese equipo debe ser el entrenador. Emery, Marcelino, Mancini y Montella son los nombres que filtra la prensa italiana. Una vez decidido el técnico, toca decidir qué jugadores de la plantilla actual deben seguir y después completar los huecos con los jugadores que más se adapten a las necesidades tácticas del nuevo técnico. Y seguro que Monchi ya tiene una lista de futbolistas para llenar esos huecos, algunos conocidos y otros no tanto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *