20 abril 2012 Ciclismo

El Tribunal Nacional Antidopaje del Comité Olímpico Italiano ha impuesto una inhabilitación de doce años para el ciclista italiano Riccardo Riccó, tras haber violado la normativa antidopaje por haberse realizado una autotransfusión de sangre.

Así, este jueves el CONI ha decidido finalmente, ante este quebrantamiento de ley, sancionar al ciclista con doce años de inhabilitación, después de que la entidad le invalidara momentáneamente con tres meses el pasado mes de octubre por este mismo caso.

La sanción del italiano viene a raíz de que en febrero del pasado año tuviese que ser ingresado en un hospital de Módena en estado grave, aquejado de fiebre alta e insuficiencia renal. El doctor que le atendió dijo que el corredor había admitido haberse realizado una transfusión con sangre que había conservado durante 25 días, un hecho que el ciclista había negado meses antes.

Las explicaciones que Riccó dio y a su entonces equipo, el belga Vacansoleil-DCM, no fueron muy convencedoras y el 19 de febrero de 2011 anunciaron que el ciclista no correría nuevamente para ellos.

Ésta es la segunda vez que Riccardo Riccó se tropieza con esta piedra, ya que en el Tour de Francia dio positivo en EPO y fue inhabilitado con 20 meses. Su carrera deportiva ha casi tocado fondo, ya que a sus 28 años le queda poco tiempo para limpiar su pasado y no pasar a la historia como uno de los ciclistas más tramposos de todos los tiempos.

Vía | Marca

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *