18 marzo 2014 Fútbol

Rivaldo se retira a los 41 años de edad

Parecía que nunca iba a llegar este día, pero ha llegado, el día que tocaba hacer este pequeño homenaje en forma de artículo a la figura de Rivaldo, una vez éste ha decidido retirarse del fútbol profesional. Parecía que nunca iba a llegar, decíamos, porque Vitor Borba Ferreira Gomes, el nombre completo de este jugador brasileño, ya había superado los cuarenta años y todavía seguía jugando, al pie del cañón.

Hasta los 41 años ha alargado una carrera deportiva que comenzó a los 18 años, con su fichaje por el modesto Santa Cruz de Brasil. La lucha de Rivaldo, un joven debilucho y de una familia más que humilde, para llegar a ser futbolista da para película, lo que hace todavía mucho más meritorio el que, ese niño pobre, huérfano y sin zapatos, llegara a dar el salto a Europa y triunfar en los grandes clubes del Viejo Continente.

Después de jugar en el Mogi Mirim, en el Corinthians y en el Palmeiras, Lendoiro lo reclutó para el Super Depor. De blanquiazil anotó más de 20 goles, para convertirse al año siguiente en el fichaje estrella del FC Barcelona, fichaje de última hora y pagando la cláusula de rescisión, lo que provocó gran polémica. Fue con el equipo azulgrana cuando Rivaldo alcanzó su mayor rendimiento, durante cinco temporadas, ganando dos ligas, una Copa y una Supercopa.

Más de 150 partidos y casi 80 goles después, y después de ganar el Mundial con Brasil, Rivaldo tomó rumbo a Milán, su último gran club, donde ganó su título a nivel de clubes más importante, la Champions de 2003. Tras jugar como rossoneri, comenzó a dar sus últimos coletazos en Europa, jugando para el Olympiacos y el AEK Atenas en Grecia, más una exótica aventura por la liga de Uzbekistán en el Bunyodkor.

Rivaldo regresó a Brasil, al Sao Paulo, se daría otra aventura exótica para jugar en Angola, y regresaría a su país para jugar en el Sao Caetano y regresar al Mogi Mirim. Cerrando el círculo en uno de sus primeros clubes en Brasil, del que es presidente y en el que juega su hijo (Rivaldinho), con el que llegó a compartir terreno de juego, días atrás Rivaldo anunció que ponía punto y final a esta larga y productiva carrera deportiva.

Los que hayamos tenido la oportunidad de disfrutar del mejor Rivaldo no olvidaremos lo que era capaz de hacer esa pierna izquierda, o los goles que metió con el Depor, el Barcelona o la selección de Brasil, que fue lo que más cerca nos tocó. Elegido Balón de Oro en el año 1999, el de Pernanbumco destiló magia y talento desde el primer hasta el último día, y sólo nos queda agradecer lo que aportó el fútbol durante más de 20 años.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *